China ya trabaja en el 6G, pero, ¿qué pasa con Europa?

Shutterstock

Poco después lanzar el 5G, China empieza a desarrollar el 6G ante la atenta (y preocupada) mirada de Europa

La sexta generación de redes móviles todavía se encuentra en fase de exploración, según el gobierno chino. Mientras tanto, la implantación del 5G preocupa, y mucho, a Europa. ¿Está la ciberseguridad del viejo continente en riesgo? ¿Se ha quedado Europa en un tercer plano y le tocará ser dependiente de China y EEUU?

Por Álex García  |  12 Noviembre 2019

En el mundo se está librando una fuerte batalla tecnológica en la que, por lo que parece, China se ha puesto en cabeza. Ejemplo de ello es el mercado de la telefonía móvil. Hasta hace unos años, los teléfonos provenientes de este país eran "malos y baratos", o esa era la creencia general. Ahora no solo son competitivos en precio, sino que también ofrecen calidad y grandes prestaciones con la tecnología más puntera del momento. Lo mismo se aplica para la creación de redes móviles.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de China acaba de anunciar que ya está trabajando en el desarrollo del 6G, tan solo unos días después del lanzamiento a nivel comercial del 5G en el país. Aunque llevamos oyendo hablar del 5G ya demasiado tiempo, lo cierto es que su implantación todavía está en proceso. En España, sin ir más lejos, Vodafone es la única compañía que ha conseguido implantar medianamente esta red para un número limitadísimo de móviles.

El 6G se encuentra en fase de exploración

Estados Unidos, China y otros países asiáticos ya iban por delante de Europa en la implantación de redes 5G. Ahora el país asiático ha ido mucho más allá, creando un equipo de trabajo de 37 expertos dedicado exclusivamente al desarrollo de la sexta generación de redes móviles. Afirman que la investigación todavía está en una fase inicial de exploración, por lo que aún no se han definido indicadores clave o escenarios de aplicación.

China está a la cabeza en la carrera por el desarrollo de las redes móviles.
China está a la cabeza en la carrera por el desarrollo de las redes móviles. Shutterstock

Hace relativamente poco, Huawei había anunciado por medio de Ren Zhengfei, CEO de la empresa, que estaba trabajando ya en el sucesor del 5G. Aun así, fueron muy claros en decir que era un proyecto muy futuro que empezaría a ver la luz dentro de 10 años. Incluso antes, allá por noviembre de 2018, el gobierno chino había comentado la posibilidad de iniciar este proyecto en 2020 para comercializarlo en 2030. En este último comunicado no hablaron de plazos, así que todavía está por verse.

Según el Ministerio de Ciencia y Tecnología chino, el 6G ampliaría la cobertura a altitudes mucho mayores, con velocidades de transmisión de datos de hasta 1TB por segundo. Hablamos, por tanto, de una velocidad 10 veces mayor que la del 5G que, a su vez, es 10 veces mayor que la del 4G que todavía usamos la mayoría. Definitivamente, estamos ante un salto en velocidad de navegación espectacular. Eso sí, se tendrá que terminar de implantar la quinta generación.

¿Qué pasa con el 5G en Europa?

Sony supera a Canon y Nikon y se erige como el rey de la fotografía
Sony se ha convertido en un rival a seguir en el mercado de las cámaras de fotos, desbancando a Canon y Nikon.
Lo cierto es que hablar de 6G en Europa con el panorama que tenemos actualmente con el 5G es un tanto atrevido. Ya no solo en Europa, las grandes potencias tecnológicas tienen la total implantación del 5G como un proyecto a medio-largo plazo. De momento, se estima que no será hasta 2025 cuando países como EE.UU., China, Corea o Japón consigan que al menos la mitad de los usuarios estén conectados a 5G.

Estados Unidos y China libran una batalla tecnológica que empieza a dejar a Europa a la cola.
Estados Unidos y China libran una batalla tecnológica que empieza a dejar a Europa a la cola. Shutterstock

Siendo esto así, Europa se queda todavía más rezagada de lo que puedan estar las grandes potencias tecnológicas mundiales. No obstante, aunque el 5G sea una realidad a medias en el viejo continente, ya hay quienes advierten de los peligros de la quinta generación de redes de navegación móvil.

El miedo por parte de Occidente a la tecnología asiática es latente. Donald Trump ya lo viene demostrando desde hace varios meses, aunque eso ya es costumbre. En esta ocasión, han sido las propias autoridades del viejo continente las que han advertido de los riesgos de montar redes 5G en Europa con tecnología china. Si esto así con el 5G, que Dios nos pille confesados cuanto llegue la sexta generación.

Europa, preocupada por la dependencia tecnológica

Según un estudio reciente de la Comisión Europea y la Agencia Europea para la Seguridad Cibernética, la implementación total de redes 5G traerá consigo una mayor exposición a los ciberataques y un incremento de los puntos de entrada. Para algunos de los países de la Unión Europea, esto sopondría dejar su sistema de seguridad prácticamente al descubierto.

En Europa, el 5G es todavía una realidad a medias que más que funcionar, asusta.
En Europa, el 5G es todavía una realidad a medias que más que funcionar, asusta. Shutterstock

"Si la UE no actúa ahora, nuestro futuro tecnológico se decidirá en Washington y en Pekín", advirtió Michael Barnier, negociador de la Comisión Europea para el Brexit, en la Web Summint de Lisboa 2019. Barnier se encargó de trasladar al continente la preocupación de los organismos europeos por la cada vez más grande dependencia tecnológica de las empresas asiáticas.

Michael Barnier ha sido bastante claro con lo que para él son las amenazas tecnológicas de Europa. Desde la UE no dan nombres, pero tampoco hay que ser muy sagaz para saber con quiénes creen ellos que hay que estar prevenidos. Si bien no mencionan a Huawei como tal, hablan de que "actores estatales o respaldados por el estado" son el peligro más serio y quienes pueden perpetrar ataques a través de redes 5G.

Jornada 16 de LaLiga: 10 reflexiones de la 16ª jornada de LaLiga
Barcelona y Real Madrid continúan al frente de la tabla tras la disputa de la jornada 16 de LaLiga. Analizamos los momentos más destacados.
El comunicado sí hace referencia a Huawei al incluir a la marca como uno de los principales proveedores de redes 5G junto a Nokia o Ericsson. No sabemos a ciencia cierta qué tan peligroso pueda ser el gigante chino para la ciberseguridad del viejo continente, pero lo cierto es que, con EE.UU-Google como precedente, no sería de extrañar que las relaciones de Europa con Huawei (y con China en general) se empezaran a resentir en este aspecto.

La posición de Huawei como supuesta amenaza tecnológica ya le trajo graves problemas con Estados Unidos.
La posición de Huawei como supuesta amenaza tecnológica ya le trajo graves problemas con Estados Unidos. Shutterstock

Para nadie es un secreto que las grandes compañías tecnológicas suelen ir abiertamente respaldadas por su país, y a las pruebas nos remitimos con la guerra de Google y Huawei. Siendo este el panorama y teniendo en cuenta la posición algo rezagada de Europa en aspectos tecnológicos respecto a otras potencias, el futuro es cuanto menos incierto. En Europa le empezamos a tener miedo al 5G, y claro, ahora todo cobra sentido.

Artículos recomendados