Apple vs. Brasil: así está la guerra por el cargador del iPhone Apple vs. Brasil: así está la guerra por el cargador del iPhone

Apple vs. Brasil: así está ahora mismo la guerra por el cargador del iPhone (o por la ausencia del mismo)

El Gobierno brasileño prohíbe a Apple vender sus iPhone sin el cargador en la caja, y el lanzamiento de iPhone 14 en el país está en el aire.

Por Guille Galindo  |  15 Septiembre 2022

Desde hace bastantes años, los meses de septiembre y octubre son los favoritos de Apple, la fecha en la que centran la atención de medio mundo con la presentación y el lanzamiento de los nuevos iPhone. Y así pretendían continuar en 2022, intentando que se hablara más del sorprendente Dynamic Island que de la subida de precio generalizada de los dispositivos. Pero una tercera vía de conversación sobre la empresa se ha abierto paso entre las otras, posiblemente una todavía menos agradable para los de Cupertino, por lo llamativo del titular y por el temor al 'efecto llamada': Brasil prohíbe la venta de los iPhone en su territorio.

Apple vs. Brasil, la batalla que puede cambiar la relación empresa-consumidor

Ya os advertí de que el titular era llamativo, pero hay una historia detrás que se remonta al 13 de octubre de 2020. Aquel día vieron la luz los iPhone 12 en todas sus variantes. Todas ellas compartían un rasgo común: por primera vez en la industria del smartphone, no se incluía el cargador en la caja.

Apple justificó su decisión alegando razones medioambientales y de exceso de stock de cargadores de iPhone en todo el mundo. A pesar de ello, la medida suscitó muchas críticas desde el primer momento, porque el precio no presentó demasiados cambios a pesar de desprenderse de una parte fundamental, y porque los nuevos usuarios debían adquirir aparte un cargador de Apple, que tampoco es precisamente barato.

El revuelo fue tal que incluso otras marcas se hicieron eco de la polémica y bromearon sobre ella, como Samsung, que subió una publicación a Facebook que adjuntaba una foto del cargador del Galaxy S20 y la frase "incluido con tu Galaxy", así como un texto que era más bien una pulla dirigida a su rival: "Tu Galaxy te da lo que estás buscando. Desde lo más básico, como un cargador, a la mejor cámara, batería, rendimiento, memoria e incluso pantalla de 120Hz".

La publicación de Samsung en Facebook riéndose de Apple La publicación de Samsung en Facebook riéndose de Apple, imagen de sustitución
La publicación de Samsung en Facebook riéndose de Apple Facebook

A los pocos días, Samsung borró la publicación. Tres meses después, presentaba su Galaxy S21 sin cargador para proteger el medioambiente. Ya sabéis lo que se dice de no escupir al cielo.

Al margen de hipocresías empresariales, quien sí mantuvo una misma postura en torno al tema fue la Secretaría Nacional del Consumidor (SENACON) de Brasil, que a finales de 2021, con el iPhone 13 ya lanzado bajo el mismo mantra de la ausencia de cargador, comenzó una investigación para dilucidar hasta qué punto afectaba esta decisión a los consumidores.

Dicha investigación ha durado prácticamente un año, tiempo en el que SENACON ha asegurado reunir suficientes pruebas como para denunciar a Apple por "discriminación contra el consumidor" por la ausencia de cargador en los iPhone 12 y posteriores. De este modo, y hasta que Apple devuelva el cargador a la caja y por tanto, deje de violar una ley del consumidor, SENACON ha prohibido la venta de las tres últimas ediciones de iPhone, incluido el nuevo iPhone 14.

Acto seguido, y como consecuencia de la medida tomada por SENACON, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de Brasil ha multado a la multinacional con casi 2.400 millones de dólares, una multa que irá aumentando diariamente hasta que Apple devuelva el cargador, y que se podría reducirse en un 25% en caso de no recurrir la sanción y acatar la resolución.

Para más inri, el Ministerio ha sugerido a Apple con cierta sorna que, si de verdad quiere mejorar el medio ambiente, que opte por sustituir el cable Lightning por el generalizado USB-C. Toda la resolución viene recogida de forma oficial en el Diario Oficial de la Unión, el BOE brasileño, publicado el 6 de septiembre. El Gobierno de Brasil, en su cuenta de Twitter, se hizo eco de la misma exponiendo sus motivos en un comunicado que podéis leer íntegro justo abajo:

"Brasil ordena la suspensión de las ventas de iPhone sin cargador y multa a Apple con más de 2,3 millones de dólares. La Secretaría Nacional del Consumidor del Ministerio de Justicia dice que la medida del gigante tecnológico daña los derechos y las finanzas del consumidor, al tiempo que otorga importantes ganancias económicas a la empresa.

La decisión, publicada en el Boletín Oficial el martes pasado, cancela la licencia de los smartphones de la marca iPhone a partir del modelo iPhone 12, y suspende el suministro de todos los teléfonos inteligentes de la marca iPhone, independientemente del modelo o generación, que no vayan acompañados de un cargador de batería.

Según el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Apple ha sido demandada por 'vender un producto incompleto o sin una característica esencial, negarse a vender un producto completo discriminando a los consumidores y transferir la responsabilidad a terceros'.

Apple afirma que su decisión se basó en preocupaciones ambientales y tenía como objetivo fomentar el consumo sostenible. Para el gobierno, los argumentos no fueron suficientes, ya que la decisión de la empresa de vender los dispositivos sin cargadores terminó trasladando toda la carga medioambiental a los consumidores.

SENACON argumenta que el fabricante podría tomar otras medidas para reducir el impacto ambiental, como el uso de conectores de cable y cargador tipo USB-C, adoptados como estándar por la industria hoy en día. La empresa todavía puede apelar la decisión."

Y sí, a pesar de la 'oferta' del 25% en caso de no recurrir, Apple ha apelado, por lo que la normativa queda en stand by hasta que haya un auto definitivo. Los de Cupertino han comunicado a Reuters que desean "resolver las preocupaciones" de las autoridades brasileñas cuanto antes, además de filtrar que no es la primera vez que han tenido algún conflicto con el Gobierno brasileño, y todas las veces la Justicia les ha dado la razón.

No obstante, nunca antes se habían enfrentado a una situación tan delicada de cara a las ventas y al futuro de la empresa. A corto plazo, la apelación parece que suspenderá temporalmente la multa, pero tampoco hay nada claro. Mientras que los iPhone 14 saldrán a la venta de manera global el 16 de septiembre, en la página de Apple de Brasil aparece un mensaje poco tranquilizador: "Confira em breve a disponibilidade" ("Consultar disponibilidad pronto"). Así lleva desde el día de la presentación de los nuevos modelos.

Pero es el medio-largo plazo lo que puede comprometer seriamente a Apple. Si la denuncia sale adelante y la empresa se ve obligada a pagar miles de millones de dólares por incumplir leyes del consumidor, muchos gobiernos, o al menos los que se atrevan a alzarse contra la empresa más valiosa del mundo, buscarán repetir la jugada. Todavía peor si Apple pasa por el aro y reintroduce los cargadores en Brasil. En ese caso, los ciudadanos de todo el mundo presionarán a sus políticos para que consigan lo mismo, y el nerviosismo será mayor.

Y en Brasil, tranquilidad

A pesar de que la noticia ha tenido trascendencia mundial, ha puesto en aprietos a Apple y ojo avizor al resto de países, lo cierto es que, para el ciudadano brasileño de a pie, lo de tener o no un iPhone no es, ni mucho menos, una cuestión de estado. Más que nada porque poca gente tiene uno, ni interés en cambiarse a iOS.

Según datos de GWI, Brasil es el sexto país del mundo con un mayor porcentaje de móviles Samsung entre sus ciudadanos. El 64% de los brasileños tiene un Samsung, solo superado por Argentina (65%), Vietnam (69%), Tailandia (71%), Rumanía (75%) y Corea del Sur (82%). De hecho, el desconocimiento del mundo Apple va más allá del iPhone. Si alguna vez viajas a Brasil y quieres pagar con Apple Pay en algún establecimiento, te mirarán raro o directamente no sabrán ni lo que es, porque prácticamente solo está disponible en los Starbucks del territorio.

Vamos, que a la mayoría de los brasileños les importa poco si los iPhone 14 llegan o no, otro punto positivo para el Gobierno, que podrá presionar sin temor a un cabreo popular. Os iremos actualizando cómo avanza y termina el culebrón.

Artículos recomendados