La caída de Babylon's Fall: historia de un fracaso La caída de Babylon's Fall: historia de un fracaso

Square Enix

Babylon's Fall, la historia de un fracaso sin precedentes: ¿de verdad es tan malo para merecerse este final?

Nunca un juego de unos estudios con tanto renombre se había desvanecido en tan poco tiempo. El inolvidable fracaso de Babylon's Fall.

Por Adrián Tomé  |  14 Septiembre 2022

Square Enix y PlatinumGames lanzaron el 3 de marzo de 2022 un ambicioso proyecto enfocado primordialmente en el multijugador online cooperativo que pretendía aunar los talentos de ambos estudios: el servicio de Final Fantasy XIV y el combate de NieR:Automata. Con el nombre de Babylon's Fall se presentaba un juego con bastantes expectativas, pero que apenas tardó una semana en darse cuenta del fracaso que iba a suponer. Aunque en realidad, las malas vibes llegaron desde mucho antes. Esta es la historia de la 'caída' de Babylon's Fall.

La mala recepción empezó antes de que el juego viera la luz

El primer vistazo lo pudimos ver en un State of Play de diciembre de 2019, donde se presentó como un juego frenético con una ambientación medieval-fantástica que, a priori, entraba bien por el ojo. Eso sí, en este tráiler todo indicaba que sería un juego de acción para un jugador.

Tras la espera durante la pandemia, este nuevo proyecto volvió a dejarse ver en el E3 de 2021, donde dejó de esconder su verdadera naturaleza, el cooperativo online. Otra cosa que dejó fue frío a todo el público, con unos gráficos y un combate que de alguna manera eran peores que los mostrados en 2019. Muchos de los fans que querían saber más sobre el juego tras ese primer tráiler, atraídos por un estilo similar al de Automata y una aventura de un jugador al más puro estilo Square Enix, solo necesitaron la divergencia hacia el online (y la pérdida de calidad) para bajarse del barco.

Y así, sus ventas esperadas cayeron en picado. A menos de un año de su lanzamiento se habían cargado a prácticamente todo su fandom de un golpe, con un solo vídeo.

El lanzamiento que no superó la fase de despegue

Con este background, es difícil catalogar como sorprendente lo que pasó durante su estreno, el 3 de marzo. Aun así, no dejaba de ser un juego de Square Enix y PlatinumGames, por lo que se esperaba un arreón final que maquillara los resultados. Pero ni siquiera para los más fieles de ambas compañía les parecía justificable pagar a precio completo Babylon's Fall, haciendo realidad el mayor de los peligros de este tipo de juego: que no haya nadie con quien jugar.

Durante su primera semana, el país donde más copias se vendieron del título fue Japón, con ¡solo 3.000! Imaginaos en el resto de países. En resumen, un desastre de campeonato que hacía de encontrar compañeros para jugar un suplicio. La medida que se adoptó para intentar reflotar un barco ya hundido fue la de habilitar crossplay entre consolas y PC, y la típica jugada propia de un presidente de fútbol antes de despedir a su entrenador: decir que hay plena confianza en él.

Tampoco el crossplay solventó los problemas de base ni lo hizo más disfrutable. En parte, porque más allá de que guste o no el género, Babylon's Fall es de lo peor que ha salido en PS5. Ni siquiera la antológica chapuza que fue Anthem cayó tan bajo como este juego.

De acuerdo con datos de Steam, el mayor pico de jugadores en todo el mundo fue de 1.166 simultáneos. Unas semanas después solo quedaba un puñado de jugadores, que quizás por orgullo o por justificar haber pagado 60€ por esto, continuaban su partida, esperando sin esperanza que en algún momento mejorara. En mayo, solo un valiente jugador estaba activo en Babylon's Fall en todo el mundo. La debacle había sido tal que solo quedaba esperar lo peor, y así fue.

Se cierra el telón: Babylon's Fall, cae

Aún más decepcionados estamos ante su última decisión, no porque lo fuéramos a jugar, entiéndase, sino por un episodio más en la oscura historia reciente del videojuego. La página oficial de Babylon's Fall anunció en septiembre que, en febrero de 2023, unos días antes de su primer aniversario, Babylon's Fall llegaría a su fin. El cierre de sus servidores implica directamente su desaparición completa, por lo que nunca más se podrá volver a jugar.

Muchas veces hemos advertido sobre los problemas de la conservación de un videojuego, especialmente tras el auge reciente de los juegos como servicio, cuya existencia recae enteramente en la perpetuación de un servidor y no en la copia física o digital del mismo. Ni siquiera a la hora de conservar estas copias se han hecho las cosas bien: las bibliotecas hace poco tiempo que empezaron a aceptar videojuegos entre sus archivos, y las grandes compañías como Sony y Nintendo continúan cerrando tiendas y servidores eliminando con ello incontables juegos que solo se encuentran de forma digital. Pero con este tipo, como Babylon's Fall, no vale de nada conservar esas copias porque al final está en manos de una empresa a la que puede no salirle rentable mantener dicho servidor y poner fin para siempre a un juego.

Puede que no fuera el mejor juego, puede que incluso fuera uno de los peores jamás hechos, pero no podemos desde el mundo de los videojuegos aspirar a que se nos acepte como cultura si ni siquiera nos interesamos por algo tan importante como la conservación y prosperidad. Sin duda entristece que los juegos desaparezcan, aunque sea uno tan deficiente como Babylon's Fall.

Artículos recomendados