Sony supera a Canon y Nikon y se erige como el rey de la fotografía

Shutterstock

Sony supera a Canon y Nikon y se convierte en el nuevo líder en ventas de cámaras de fotos

El mercado de las cámaras de fotos no se encuentra en su mejor momento. Los teléfonos móviles actuales han eliminado esta necesidad en gran parte. Sin embargo, Sony ha conseguido sobrevivir en este sector con unos resultados sorprendentes, desbancando a Canon y Nikon.

Por Ramón Fernández  |  10 Diciembre 2019

A la mayoría de personas, tanto profesionales de la fotografía como aficionados a este arte, les preguntas por marcas de cámaras y te contestan con casi total seguridad Canon o Nikon en primer lugar. Estas respuestas no son fruto de la casualidad. Ambas marcas japonesas han dominado con mano firme este mercado durante años, durante décadas, eclipsando a otras como Olympus, Fujijilm o Pentax. Sin embargo, esta posición privilegiada en los rankings de ventas de objetivos han llegado a su fin. Pero no han sido los rivales que comentamos anteriormente quienes han puesto en riesgo su futuro, sino un gigante de la tecnología, que abarca desde videoconsolas a teléfonos móviles. Estamos hablando de Sony. La multinacional japonesa que ya es líder en muchos campos de las nuevas tecnologías, también se presenta como un rival muy duro en lo que a las cámaras fotográficas se refiere.

Calidad profesional a bajo precio

Hay dos formas de penetrar en un mercado ya existente de una forma satisfactoria. O bien ofreciendo un producto insuperable en cuanto a prestaciones o, si esto no es posible, sacando un producto con capacidades similares a los rivales, pero con un precio significativamente menor. Esta táctica, que ya ha dado muchos éxitos a Xiaomi en el campo de la telefonía móvil, también ha servido a Sony para competir de tú a tú contra los que hasta ahora eran los gigantes de la fotografía.

Las cámaras Sony, las más vendidas de 2019.
Las cámaras Sony, las más vendidas de 2019. Shutterstock

La serie A7 fue la primera que lanzó Sony siguiendo esta estrategia, en el año 2013. Una cámara con sensor de imagen completo sin espejo, que no se queda para nada lejos en cuanto a calidad de las fotografías de las cámaras réflex que utilizan sus competidores. Además, utilizando un software que las hace aptas para el uso de todo tipo de público, automatizando, si el usuario así lo desea, los procesos, para que el trabajo sea muy sencillo.

Los modelos antiguos se mantienen

Otro de los puntos en los que Sony ha logrado una importante ventaja competitiva es en la venta de modelos antiguos con un coste significativamente menor. Mantener en el catálogo de ventas productos de hace cuatro o cinco años puede parecer un error o, cuanto menos, una idea poco útil, pero permite acceder a una cámara de fotos semiprofesional a compradores con un presupuesto muy reducido.

El ámbito profesional sigue copado por las marcas tradicionales, pero es evidente que, ni Canon ni Nikon han advertido a tiempo la amenaza de la irrupción de Sony en este campo. Marcas con una cuota de mercado más pequeña como Olympus han tenido incluso que asegurar al público y posibles inversores que no tienen intención de abandonar el mercado de la fotografía para dedicarse a otros sectores.

Nikon y Canon ya no dominan el mercado como antaño.
Nikon y Canon ya no dominan el mercado como antaño. Shutterstock

Un sector en franca decadencia

Samsung Galaxy Buds Live: precio, especificaciones y ficha técnica
Repasa el precio, especificaciones y ficha técnica de los Samsung Galaxy Buds Live.
Lo más sorprendente de estas subidas en ventas de Sony es la delicada situación del mercado de la fotografía. Desde la llegada de los teléfonos móviles inteligentes con unas cámaras integradas de unas capacidades cada vez más cercanas a las de las cámaras de fotos, y con opción de vídeo, multitud de filtros e incluso inteligencia artificial, el sector tradicional de las cámaras fotográficas se ha hundido hasta mínimos históricos.

Mientras que antiguamente en prácticamente todas las casas había al menos una cámara de fotos, ya fuera digital (prácticamente desaparecidas con los Smartphones), o réflex, en la actualidad tan solo los aficionados a la fotografía y los profesionales de este arte siguen necesitando de este tipo de dispositivos. Por eso, conseguir entender las nuevas condiciones del mercado como ha hecho Sony, deja en una muy delicada situación económica a sus competidores, que tendrán que idear nuevos productos y estrategias para seguir siendo viables y mantenerse a flote.

Artículos recomendados