Canon EOS R: precio, características e inconvenientes

Canon

Canon no quiere quedarse atrás en la lucha por el mercado full frame y lanza su revolucionaria EOS R

La marca japonesa lanza la Canon EOS R, con importantes novedades y una apuesta por el enfoque y el diseño que deleitará a los amantes de la fotografía. No obstante, la dura competencia y algunos errores graves le impiden dar el salto definitivo y coronarse como la mejor mirrorless.

Por Guillermo Galindo  |  12 Septiembre 2018

Primero fue Sony quien revolucionó el mercado con el anuncio de la familia A7 III. Hace unos días, Nikon presentó sus Z6 y Z7, con los que se propone desbancar a su competidor, dominador en ventas durante los últimos meses. A la batalla definitiva por la nueva generación de cámaras full frame sin espejo se ha sumado Canon con su esperado sistema EOS R, con la que espera enamorar a los amantes de la fotografía y el vídeo tal y como logró hace tres décadas con EOS.

La evolución es necesaria, ya que la nueva tendencia hacia las cámaras sin espejo con sensor full frame es una realidad. Para entrar de lleno en la competición de estos nuevos productos, todavía no utilizados por los profesionales pero cuyo uso es cuestión de tiempo, la nueva Canon EOS R cuenta con un tipo CMOS de 30,3 megapíxeles. Para hacernos una idea, se sitúa entre los 24 megapíxeles del Sony A7 III y los 42,4 de la A7R III.

El enfoque, el gran caballo de batalla de la EOS R

Con su disparo silencioso de 8 frames por segundo como pieza fundamental, la firma japonesa lo apuesta todo al enfoque, con el que consigue diferenciarse de Sony y Nixon mediante el desarrollo de su habitual tecnología Dual Pixel hasta el extremo de permitir 5.655 puntos AF seleccionables y un tiempo de 0,05 segundos hasta enfocar de manera óptima.

Tampoco habrá problemas en lugares oscuros. Canon va más allá al lograr un enfoque nítido incluso en zonas con una iluminación tan baja como -6 EV, un hito histórico hasta la fecha. Por si fuera poco, el procesador de imagen DIGIC 8 permitirá corregir las imperfecciones y deficiencias del objetivo en una foto, para que desechar una instantánea sea más difícil que nunca.

Un diseño adaptado a las necesidades del fotógrafo

Pero para obtener la foto de nuestra vida lo fundamental es sentirnos cómodos con la cámara que cogemos. Con la Canon EOS R no será un problema, gracias a su fantástico agarre y a un peso bastante más ligero que su hermana, la EOS 5D Mark IV. La pantalla LCD táctil de 3,14 pulgadas de ángulo variable, la barra multifunción y, especialmente, el monitor superior, facilitan sobremanera la tarea al fotógrafo, quien no obstante tardará bastante en aprender las innumerables opciones de configuración que ofrece la cámara.

Samsung Space Monitor: diseño, características y precio
Samsung Space Monitor, un monitor para ordenadores de sobremesa económico, estético y funcional. Estas son sus características y precio.
Si hablamos del diseño, es imposible dejar de lado su espectacular visor electrónico con 3,69 millones de píxeles. No habrá punto que se nos resista en el que es, sin duda, uno de los mejores (si no el mejor) visores hasta la fecha.

Cuatro objetivos (de momento) acompañarán a la EOS R

La EOS R no llegará sola al mercado. Lo hará acompañada de hasta cuatro nuevos objetivos para los profesionales más especializados. Sin duda, el que más comentarios ha generado desde el anuncio de Canon es el modelo RF 28-70mm f/2L USM. No hay otro similar en el mercado, pero las posibilidades que ofrece y su prohibitivo precio (3.449 euros) lo alejan del cliente medio.

Para conseguir el 28-70mm f/2L USM tendremos que esperar hasta diciembre, al igual que sucede con el RF 35mm f/1.8 IS Macro STM, de 599 euros y con focal fija, característica que comparte con el modelo RF 50mm f/1.2L USM, que destaca por su nitidez y por su elevado coste (2.659 euros).

El cuarto objetivo que queda por citar es el que previsiblemente ocupará las cámaras de la mayoría de fotógrafos. Se trata del RF 24-105mm f/4L IS USM, un zoom versátil que se adapta a las necesidades del cliente y que saldrá el 9 de octubre con un precio de 1.279 euros. Ese mismo día se pondrá en venta la Canon EOS R, que costará 2.600 euros, con adaptador de montura incluido.

No es oro todo lo que reluce

La EOS R es un modelo muy a tener en cuenta, pero tiene una serie de inconvenientes difíciles de obviar. Precisamente en cuanto a los objetivos surge uno de sus aspectos menos positivos, ya que se puede echar de menos alguno más pequeño y asequible. Es probable que con los meses esta ausencia se solucione, algo que no podrá hacerse con el problema de la velocidad de disparo. 8 fps está bien, pero 5,5 para enfoque continuo no tanto. Otras desventajas pueden ser una batería algo corta o tener una sola ranura para tarjeta de memoria, aunque en este caso siempre será mejor que lo que pasó con Nikon Z.

Sin embargo, los principales debilidades de la nueva EOS R que los expertos se han apresurado a comentar radican en la falta de estabilizador en el cuerpo (al contrario que Nikon y Canon, que sí las integran) y un 4K con una resolución 1,7 veces menor, algo difícilmente explicable.

Si pasas por alto ese detalle, buscas una experiencia fotográfica única acompañada de los diferentes objetivos y quieres algo más ligero que la Canon EOS 5D Mark IV sin salir de la marca japonesa, esta es tu cámara.

Características de la Canon EOS R

  • Sensor: Full frame 36 x 24 mm CMOS de 30,3 megapíxeles
  • Velocidad de obturación: 1/8000 segundos a 30 segundos y modo bulb
  • Visor: OLED 3,69 millones de puntos, cobertura 100%, 0,71 aumentos
  • Monitor: LCD de ángulo variable de 3,1 pulgadas, táctil con 2,1 millones de píxeles y cobertura 100%
  • Almacenamiento: Una ranura SD compatible con UHS-II
  • Conectividad inalámbrica: WiFi y Bluetooth 4.1 permanente
  • Batería: Ion-litio LP-E6/LP-E6N
  • Dimensiones: 135,8 x 98,3 x 84,4 mm
  • Peso: 580 gramos solo el cuerpo, 660 gramos incluida batería y tarjeta SD

Artículos recomendados