Los fundadores de Instagram abandonan la compañía

Gtres

Los fundadores de Instagram se marchan en un delicado momento para Facebook

Nuevo problema para Facebook con la marcha de los dos co-creadores de Instagram, su producto con mayor crecimiento y mejor imagen en los últimos meses. ¿Conseguirá Facebook mantener la buena imagen de Instagram entre los jóvenes sin sus fundadores? Zuckerberg se la juega...

Por Diego López García  |  25 Septiembre 2018

Kevin Systrom y Mike Krieger, los cofundadores de la red social Instagram, han anunciado por sorpresa su decisión de abandonar la compañía, perteneciente a Facebook desde 2012. No es habitual que los dueños de un proyecto continúen en él tantos años después de ser adquiridos, pero está claro que Instagram no es un proyecto cualquiera. Cuando en 2012 Mark Zuckerberg desembolsó 1.000 millones de dólares por la aplicación para compartir fotos, muchos dudaron de si realmente lo valdría. Seis años después, la adquisición de Instagram ha sido el gran acierto de Facebook con una compra que ahora se antoja barata: con más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo, Instagram está en los últimos meses tirando del carro de Facebook, llevándose todo el crecimiento tanto en usuarios como ingresos, y con una imagen mucho más saneada que la de la compañía madre.

"Mike y yo estamos agradecidos por los ocho años en Instagram y seis años en el equipo de Facebook", asegura Systrom en una nota de despedida. "Hemos crecido de 13 personas a más de mil, con oficinas en todo el mundo, creando productos usados y amados por una comunidad de más de mil millones. Ahora estamos listos para nuestro próximo capítulo. Vamos a tomarnos un tiempo de descanso para explorar nuestra curiosidad y creatividad. Crear nuevas cosas requiere dar un paso atrás, comprender qué nos inspira y conjugarlo con lo que el mundo necesita: eso es lo que planeamos hacer".

Por qué la marcha de Systrom y Krieger es una mala noticia para Facebook

Aunque Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, les ha deseado lo mejor en una nota, los rumores apuntan a que la marcha de los fundadores de Instagram se ha producido a causa de las crecientes tensiones y discrepancias con Zuckerberg. Cuando Facebook compró Instagram, esta última mantuvo una inusual independencia, incluso con oficinas separadas, que permitió a Systrom y Krieger hacer crecer la red social con los recursos que Facebook le aportaba. Pero, desde hace unos meses, Zuckerberg ha metido "la zarpa" en Instagram con una integración cada vez más profunda entre ambos servicios, y una comercialización publicitaria conjunta.

Zuckerberg, por otra parte, no tenía mucha más opción: Facebook no solo tiene muy difícil crecer más en un mercado que ya casi domina al 100%, sino que la imagen de la compañía se ha deteriorado muchísimo tras los escándalos de las fake news, suplantación de identidades, Canmbridge Analytica y demás polémicas. Instagram, mientras tanto, sigue manteniendo su imagen de red social blanca, cada vez es más popular entre los adolescentes que abandonan tanto Snapchat como la propia Facebook. El lanzamiento de las Stories en Agosto de 2016, que Systrom y Krieger copiaron de Snapchat y luego perfeccionaron, fue el detonante del exponencial éxito que Instagram ha vivido en los últimos años.

Paralelamente, los inversores han sabido perdonar a Zuckerberg de todos los escándalos, siempre y cuando éste ha sido capaz de seguir haciendo crecer los ingresos y beneficios de la compañía. Cuando en el último trimestre Zuckerberg anunció que iba a sacrificar la rentabilidad de la empresa para mejorar su imagen, y los resultados económicos certificaron lo primero, la empresa sufrió la mayor caída en bolsa en un día en la historia.

Sony supera a Canon y Nikon y se erige como el rey de la fotografía
Sony se ha convertido en un rival a seguir en el mercado de las cámaras de fotos, desbancando a Canon y Nikon.
La salida de Systrom y Krieger, para muchos responsables de las alegrías de Facebook en los últimos tiempos, se produce en un clima que empieza a pedir la cabeza de Zuckerberg como responsable de todos los desaguisados. Zuckerberg, por su parte, continúa manteniendo un cómodo control de la compañía, pero tendrá que demostrar ahora que es capaz de mantener el espíritu independiente de Instagram y hacerlo rentable sin "contagiarlo" de todos los dramas que rodean a la red social madre en los últimos meses. Y eso, hoy por hoy, no es tarea fácil.

Artículos recomendados