Google Chrome vs. Microsoft Edge: ¿cuál es mejor? Google Chrome vs. Microsoft Edge: ¿cuál es mejor?

Unsplash

Microsoft Edge le declara la guerra a Chrome y promete un 2022 bastante movido

La batalla por ser el navegador más utilizado la gana claramente Google Chrome, pero Edge no se rinde y pretende ir con todo en 2022, aunque no sabemos si con el plan adecuado...

Por Jon Irisarri  |  14 Diciembre 2021

Todo el mundo tiene un navegador favorito para realizar su búsqueda. Bien por su diseño, por su velocidad, por su eficacia o por su seguridad, hay opciones que se ajustan mejor a lo que pide el consumidor. Aunque a priori pueda parecer una decisión no muy relevante, el dinero que generan los navegadores según el número de gente que los utiliza es enorme. Y por eso, las empresas que están detrás de estos navegadores, como es Google en el caso de Chrome o Microsoft en el de Edge, están sumidas en una guerra por conseguir el mayor público posible.

Cada navegador trata de dar con la tecla en cuanto a lo que se demanda por parte de los usuarios de internet. Es imprescindible adaptarse a las exigencias del momento, y ofrecer funcionalidades que puedan aportar algo aprovechable en el futuro. Es decir, ofrecer la posibilidad de destacar páginas webs, o hasta poder descargarlas como apps, son algunas de las funciones que se lanzan como novedades pensando en las demandas actuales de los consumidores. Que esas decisiones tengan éxito o no es una de las claves para que el navegador triunfe y escale posiciones.

Por todo ello, la adaptación es fundamental. Por algo triunfó durante tantos años Internet Explorer, por presentar de manera sencilla lo que el usuario demandaba. Así, sin más. Aun así, con el paso de los años, la exigencia ha aumentado, así como número de preceptos que se tienen en cuenta a la hora de evaluar un navegador: rendimiento, diseño, velocidad, seguridad...

En los últimos años, Google Chrome ha sobresalido indudablemente en alguno de estos aspectos, consagrándose como el navegador más utilizado de la última década. Varios estudios le colocan como la opción predominante de cerca del 65% de los usuarios, muy por encima de otros como Microsoft Edge, Safari, Firefox u Opera, quienes no superan el 10% de uso.

¿Pueden llegar alguno de estos navegadores a presentar verdadera oposición a Chrome? Firefox apuesta por una seguridad mayor que el resto de navegadores, pero eso le resta la velocidad que tanto se exige hoy en día. Safari, por su parte, tiene la desventaja de ser utilizado solo por la marca Apple, por lo que no está en las mismas condiciones en la pugna. Otras opciones más indies, como DuckDuckGo, no rastrean tus movimientos, pero su repercusión actual es mínima comparada con alguno de los gigantes mencionados.

Por tanto, desojando la margarita, solo nos queda una alternativa: Microsoft Edge. Sin embargo, la tardía renovación del navegador de Microsoft con la que perdió a millones de usuarios le obliga a tratar de reconquistarlos tirando la casa por la ventana y arriesgándose en su pugna con Chrome. La guerra está declarada, pero no tenemos claro que Microsoft pueda siquiera competir...

La disputa entre Google Chrome y Microsoft Edge parece que va a ser la rivalidad que nos ofrezca el navegador del futuro. La disputa entre Google Chrome y Microsoft Edge parece que va a ser la rivalidad que nos ofrezca el navegador del futuro., imagen de sustitución
La disputa entre Google Chrome y Microsoft Edge parece que va a ser la rivalidad que nos ofrezca el navegador del futuro. Google & Microsoft

Las novedades de Edge que podrían empezar a cambiar las tornas

Desde su lanzamiento en el año 2020, Edge aparece como heredero de Internet Explorer y como el principal rival de Google Chrome. Sin embargo, su impacto en el mercado demuestra que, si bien ha recogido a los fieles de Internet Explorer, no ha podido penetrar en otras nuevas esferas. Es decir, no ha conseguido arrebatar parte del pastel a Google Chrome.

Sin embargo, en los últimos tiempos Microsoft Edge está realizando cambios que cada vez se ajustan más a las necesidades del público, aunque ciertamente, la nueva versión es muy similar a la de Chrome, al contar con el mismo código y unas extensiones y rendimiento casi idénticos.

Una simple copia no garantizaría el éxito, ya que si no se ofrece nada nuevo no se podrá destronar a Chrome. Por ello, desde Microsoft han lanzado nuevas funciones que sí pueden hacer saltar las alarmas:

  • Pestaña de favoritos vertical y colecciones: Con estas dos funciones, se permitirá guardar todos tus favoritos en la parte izquierda, sin molestar en la parte superior, la cual ya queda bastante cargada con todas las pestañas que estén abiertas. Además, las colecciones serán una especie de favoritos desarrollados, donde se podrán incluir fotos y notas acerca de esos lugares que nos interesan.
  • Lectura práctica: cada vez se lee más en el ordenador, y una de las asignaturas pendientes era que este se adaptase a nuestra vista. Pues bien, Microsoft Edge ofrece la posibilidad de que pulsando la tecla F9 se pueda ajustar el texto para leerlo sin dificultades, eliminando la publicidad.
  • Mayor seguridad: la seguridad es una de las cuestiones más criticadas de Google Chrome, y aquí Edge debería aprovechar para desmarcarse y ofrecer una mejor opción. Por ahora, existe la posibilidad de elegir entre tres tipos de niveles de seguridad y cada usuario podrá elegir el nivel que mejor se adapta a él.

Las últimas estrategias de Edge no ayudan

Las nuevas funciones y mejoras de Microsoft Edge pueden ser un motivo suficiente para que Chrome vea peligrar su trono. Sin embargo, las decisiones tomadas por Edge perjudican su ascenso en el mercado. Por un lado, han desaconsejado que la gente se descargue Google Chrome, y esto es un síntoma de competitividad desleal, por lo que la gente los ha criticado y han perdido prestigio. Además, Edge ha incluido una función que consiste en comprar en el momento, pero ir pagándolo con el tiempo. Esto último ha sido visto por la comunidad como una forma de fomentar el endeudamiento, y no han tardado en responder. Es más, el sistema de etiquetas de Edge ha supuesto que los insultos recibidos en los últimos días, tales como 'explotador' 'basura' o 'vergüenza', aparezcan en las etiquetas del navegador. Google Chrome, por su parte, no se rebaja a disputas del estilo, y es que se encuentra en una posición muy cómoda. Veremos si se la pueden arrebatar.

Artículos recomendados