50 años de Pong, el primer arcade: esta es su historia 50 años de Pong, el primer arcade: esta es su historia

Atari

50 años de Pong, la primera gran revolución de los videojuegos

En 1972, hace ya 50 años, salió a la luz el mítico Pong, el primer juego de Atari que cambió para siempre la industria. Esta es su historia.

Por Adrián Tomé  |  02 Agosto 2022

Hace ya 50 años, en 1972, Allan Alcorn programó un juego inspirado en el tenis de mesa , tan simple como efectivo, sin ser consciente de lo que supondría. Nacía así Pong.

La importancia de Pong fue tal que se tiende a confundir con el primer videojuego de la historia, aunque dista de ser así. Si hablamos de videojuegos en general, el primero fue el creado en 1950 por Josef Kates, llamado Bertie the Brain. Si nos centramos en lanzamientos comerciales, entonces el primero fue Computer Space, lanzado en 1971.

Lo que sí tiene Pong, y nadie podrá arrebatárselo ya, es el honor de convertirse en el título con el que se percibió por primera vez en la historia el potencial que podría alcanzar la industria de los videojuegos y el fervor que podría llegar a despertar en la sociedad. Y por eso, vamos a rendirle el homenaje que se merece por su 50 aniversario.

Cómo se creó Pong

La gran pregunta es cómo este juego llegó a ser una realidad.

Pong fue nada más y nada menos que el primer juego producido por la legendaria Atari. Aunque ya desparecida y absorbida por otras compañías, la empresa estadounidense fue absolutamente esencial para el desarrollo del sector. Para ellos, 1972 fue el comienzo de todo: su año de fundación y el lanzamiento de su primer juego como compañía.

El origen de Atari está ligado a Computer Space, juego del que ya hemos hablado anteriormente. Y es que los creadores del título, Nolan Bushnell y Ted Dabney, fundaron Atari tan solo un año después. El primer encargo de Atari como nueva empresa de videojuego recayó en Allan Alcorn, que a pesar de ser un brillante ingeniero no había tenido ninguna experiencia previa con videojuegos. En consecuencia, a pesar de los deseos que tenían de hacer un juego de conducción, decidieron encomendarle algo más simple para su debut.

Pong estaba pensado como un juego para que Alcorn practicara, se aclimatara al diseño de videojuegos. La idea estaba inspirada por otros juegos de tenis que Bushnell había probado antes, dos paletas una bola en movimiento y dígitos para llegar la puntuación.

Sin embargo, Allan no tenía ninguna intención de quedarse en esa idea. A partir de la simplicidad, comenzó a añadir capas de complejidad que fueron lo que realmente convirtió al juego en un éxito. Por ejemplo, el hecho de que la bola aumente su velocidad conforme más dure el punto y se reinicie al anotar o que en función de en qué parte de la paleta rebote el ángulo cambie considerablemente.

Sigue siendo totalmente fácil de entender y jugar según lo ves Sigue siendo totalmente fácil de entender y jugar según lo ves, imagen de sustitución
Sigue siendo totalmente fácil de entender y jugar según lo ves Imaginary Cloud

Pero con eso no era suficiente, en Atari querían que el juego tuviera efectos de sonido, pero el creador de Pong no tenía mucha idea de cómo conseguir incorporarlos. Para solucionarlo descubrió que podía crear tonos con el generador de sincronización de las televisiones del momento. Como si de un apaño casero se tratara, compró una una televisión de Hitachi y construyó el primer prototipo de lo que sería la máquina de arcade de Pong.

Este primer intento fue probado en un bar local antes de empezar a ser producido Este primer intento fue probado en un bar local antes de empezar a ser producido, imagen de sustitución
Este primer intento fue probado en un bar local antes de empezar a ser producido Wikipedia

Alcorn, para estudiar la recepción del videojuego y de la propia máquina de arcade, la prestó a un bar de confianza. A los pocos días, los dueños del local le llamaron para reparar la máquina, que había dejado de funcionar. Cuando llegó para inspeccionarla, descubrió que la máquina no estaba estropeada, sino que la caja donde se almacenaban las monedas estaba totalmente llena.

Camino al éxito... con algún bache

Lo cierto es que, al margen de ese éxito casero, no resultó sencillo para Atari comercializar el producto. El primer obstáculo fue encontrar financiación. Muchos les rechazaron por el miedo a la novedad y a que Pong y el resto de las "máquinas de pinball digitales" nunca llegaran a vender bien o a ser rentables.

Cuando por fin consiguieron el apoyo económico necesario de la mano de Wells Fargo, el problema pasó a ser el montar las máquinas, lo que llevaba mucho tiempo (y aun así muchas no pasaban la inspección). El 29 de noviembre de 1972, Pong fue anunciado oficialmente y, una vez fueron capaces de superar los problemas de construcción, las máquinas comenzaron a extenderse como la pólvora por EEUU primero, por el resto del mundo después.

La gente empezó a acudir a los locales solo para jugar a Pong. El éxito fue rotundo, era una nueva manera de competir con amigos por un módico precio. Atari no tardó en buscar maneras de trasladar este éxito a las casas.

Dos años después de su lanzamiento, uno de los trabajadores de Atari, Harold Lee, propuso una versión del juego que se conectara a la televisión y se pudiera vender a gran escala. Esto dio nacimiento al Atari Home Pong. Solo en las navidades de 1975 vendieron 150.000 unidades.

El primer paso hacia la creación de una consola El primer paso hacia la creación de una consola, imagen de sustitución
El primer paso hacia la creación de una consola Engadget

Sin embargo, también estaban afrontando las consecuencias de una error de principiante. No patentaron la tecnología usada para construir las máquinas de Pong, por lo que el mercado de los arcades se inundó con replicas de Pong de otras empresas que diversificaron considerablemente el mercado. Las salas de arcade proliferaron, locales que recogían muchas de estás máquinas en un solo espacio. Incluso había salas que optaban por no comprar el producto de Atari porque era más caro, optando por las alternativas low cost.

Algo parecido les pasó con Home Pong, demostrando no haber aprendido absolutamente nada de los errores. Pero es también en parte gracias a esto que Pong es considerado hoy el verdadero comienzo de la industria del videojuego, con todos los pros y contras del sector, incluido el copiar una idea original o 'basarse' en ella.

El legado de Pong hasta la actualidad

Atari decidió explotar su primer gran bombazo hasta el final de sus días, con diferentes versiones del juego en las distintas consolas que lanzó a lo largo de los años. Pero Pong es universal, y terminó superando la exclusividad de la compañía estadounidense. De esta forma, hemos podido disfrutar del juego en una Atari 2600, pero también en una Sega Genesis, en una PSP o en una Nintendo DS.

De hecho, incluso salió a la venta una mesa con la que poder jugar en la realidad, con los palos y la pelota hechos a medida y las mismas reglas del Pong original. Por intentar estirar el chicle que no quede...

Aquel encargo a Allan Alcorn para que fuera desfogándose y cogiendo práctica, se convirtió en un game-changer sin el que nada sería lo mismo. Felices 50 años, Pong.

Artículos recomendados