Huawei, la marca que centra todas las miradas y mantiene al mundo (y a Trump) en vilo

Shutterstock

El año de Huawei: domina China, encabeza la transición hacia el 5G y altera el sistema internacional con su guerra económica contra EEUU

El 2019 pinta prometedor para Huawei tras desbancar a Apple y Samsung en China y seguirles de cerca la estela a nivel mundial. Sin embargo, su éxito puede verse amenazado por un enemigo más potente que cualquier competidor: Estados Unidos. O mejor dicho, por Donald Trump.

Por Víctor Manuel Gil  |  14 Febrero 2019

Huawei está en boca de todo el mundo, ya sea por noticias positivas para su crecimiento, como la de ser la marca con mayor aumento de beneficios del año, o por polémicas a nivel internacional como la que se está desarrollando con Estados Unidos. De todas formas, por una cosa o por otra, no cabe duda de que Huawei es el fabricante de smartphones del momento.

Un año para la memoria de Huawei

El pasado año 2018 fue en líneas generales malo para los productores de móviles. Por primera vez desde el lanzamiento del primer iPhone la venta de terminales se ha reducido. Esto es debido a varios factores, como la falta de innovación en los smartphones, o simplemente que el cliente ya está servido y se está reduciendo la demanda para tanta oferta.

Las cifras que manejan el resto de marcas son muy duras. Por ejemplo, iPhone redujo sus ventas un 15% antes de acabar el año, mientras que Samsung también vio afectadas sus transacciones en un 8%. Además, las dos empresas punteras del mercado tecnológico tuvieron que ver cómo Huawei alcanzaba una cuota de mercado del 27% solo en Europa, un 10% más que el año pasado. Más sorprendente aún es el porcentaje de aumento de ventas a nivel global: un 35% más que en 2017, lo que supone un total de 206 millones de teléfonos móviles. El 14,6% de móviles vendidos a nivel mundial el pasado año llevaban la marca de Huawei impresa. Aparte de los beneficios ganados con el mercado de terminales, Huawei sumará a partir de 2019 el reporte económico de los negocios que cosechará con la expansión de la nueva red 5G, de la que es uno de los principales instigadores.

La clave del ascenso de Huawei es China. El país soporta un período de crisis que está azotando la economía. Desde el gobierno de Xi JinPing aseguran que se trata de una desaceleración que no repercutirá en demasía en el crecimiento del país, pero lo cierto es que el ciudadano de a pie está notando en su bolsillo la escasez de corriente y apuesta por marcas más asequibles. Esta es la principal razón por la cual Huawei ha despuntado y adelantado a sus rivales, incluso a Apple, un hecho que da buena fe del buen momento que atraviesa el fabricante. La estadística no engaña: Apple ha reducido sus ventas en un 19,9%, mientras que Huawei ha tomado el gigante asiático con un aumento de ventas del 23,3%, en uno de los mejores adelantamientos que se han vivido en la historia de la industria de telecomunicaciones. Apple estudia cómo poder recuperar su puesto y Samsung tiembla ante el paso firme del segundo mayor comerciante de terminales a nivel global.

La batalla en China la está ganando Huawei.
La batalla en China la está ganando Huawei. Shutterstock

Por si fuera poco, para la celebración venidera del Mobile World Congress, Huawei ha invertido más de ocho millones de euros en desarrollar el stand más grande de la edición y uno de los más grandes de la historia de la feria. Un total de 8.400 metros cuadrados, prácticamente la misma dimensión que un campo de fútbol profesional. Y también contará con, por lo menos, otros dos stands más distribuidos en otros 'hall'. Esta demostración de poder evidencia el momento dulce por el que está pasando la empresa en cuanto a beneficios y también intenta lavar la imagen de una empresa manchada por turbios rumores pregonados por Estados Unidos.

Letrero del stand de Huawei en CES Las Vegas 2019.
Letrero del stand de Huawei en CES Las Vegas 2019. Shutterstock

Huawei provoca la mayor tensión en la guerra comercial de EEUU contra China

Gamescom 2019: nuevas imágenes de Cyberpunk 2077
'Cyberpunk 2077', uno de los juegos más esperados, está cada vez más cerca. En la Gamescom hemos podido ver nuevas imágenes.
Los más leídos sabrán que el asesinato del heredero del imperio austro-húngaro desencadenó el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Pues bien, la empresa que ha desatado el mayor conflicto económico de los últimos años entre China y EEUU se llama Huawei. La corporación de telecomunicaciones está en boca de todos los gobiernos del mundo y aceptar sus servicios implica enemistarse con el 'Tío Sam'. ¿Cómo una empresa china de móviles puede llegar a regir el sistema internacional? Te lo explicamos a continuación.

Cada historia tiene un comienzo

El inicio del conflicto se remonta a 2012, coincidiendo casualmente con la expansión de (por aquellos tiempos) la humilde multinacional china. Organismos de inteligencia de EEUU declararon que tanto ZTE, también empresa de telecomunicaciones china, como Huawei representaban un peligro real para la seguridad norteamericana. Los infundios se basaron en un total de cero pruebas y en acusaciones no demostradas hacia el fundador de la empresa, Ren Zhengfei, un ingeniero miembro del Partido Comunista de China cuyo pasado laboral estaba relacionado con el Ejército de Liberación Popular. Según EEUU, la presencia de ese señor en el organigrama bastaba para relacionar a la empresa con el gobierno chino. Los rumores extendidos por el país de las barras y las estrellas aseguraban que Huawei utilizaba los datos de los usuarios para cometer espionaje contra Estados Unidos.

Donald Trump, nuevo presidente, nueva guerra económica

Afortunadamente para la empresa, llegaron las elecciones y con la segunda legislatura de Barack Obama la polémica fue adormecida hasta la llegada de Donald Trump. Quién la despertó de nuevo. Con la administración republicana comenzó la guerra formal a Huawei. Siguiendo los consejos de organismos tales como la CIA o el FBI, EEUU pidió a sus aliados políticos que cesaran sus compras a la marca china. Además, Trump dejó claro que comenzaba el conflicto legal y su administración bloqueó la compra de Qualcomm por parte de Broadcomm para ralentizar la expansión de Huawei. Además con esta jugada ponían una piedra en el camino de las empresas chinas, quienes están a la cabeza del desarrollo de la red 5G.

El bloqueo a Huawei está liderado por Estados Unidos.
El bloqueo a Huawei está liderado por Estados Unidos. Shutterstock

Actualmente, tras la declaración formal de guerra, la administración 'trumpista' ve con buenos ojos prohibir la comercialización de Huawei en todo el territorio estadounidense. Aunque esta norma no se haya materializado, ya es muy complicado ver teléfonos de la marca en el stock de las tiendas. Es más, todas las bases militares de EEUU (que no son pocas) tienen ordenes explícitas de no dejar a sus soldados utilizar (ni comprar) móviles de este fabricante dentro de las base. De la misma forma que hace cinco años, Norteamérica acusa a China de posible espionaje.

Extradición, detención y puesta en libertad de Meng Wnazhou ¿Justicia o amenaza?

El conflicto ha alcanzado su punto de tensión máximo con la detención (previa extradición desde Canadá) de Meng Wanzhou, directiva de Huawei, el 1 de diciembre de 2018. La fiscalía la acusa de violar las sanciones económicas que EEUU impuso a Irán mediante una empresa filial en Hong Kong. Casualidad o no, es la misma acusación que hicieron a la también empresa china ZTE, la cuál acabó pagando con unas pérdidas de más de 1000 millones. Meng está en libertad bajo fianza y su proceso judicial rodeado de incertidumbre.

Tras la detención de Meng, el conflicto se ha endurecido notablemente. EEUU sigue si aportar pruebas que demuestren el espionaje de Huawei o sus supuestos negocios con Irán, por lo que los rumores se han vuelto en su contra.

Meng Wanzhou, la directiva acusada, durante una ponencia en Milán.
Meng Wanzhou, la directiva acusada, durante una ponencia en Milán. Shutterstock

¿Por qué Estados Unidos quiere derribar a Huawei?

Las mejores pruebas para 'Verdad o reto'
Os dejamos una lista de las pruebas más curiosas y divertidas que tendrán que hacer tus amigos si eligen 'reto' en 'Verdad o reto'.
La respuesta es muy fácil. Las pérdidas que las grandes empresas de telecomunicación estadounidenses han sufrido este último curso han provocado el ascenso rápido de Huawei en un momento crítico para el devenir del mundo digital y tecnológico. La empresa china representa la vanguardia en innovación de redes móviles y su intención es la de encabezar la transición al mundo 5G. Esta nueva red no solo influirá en la velocidad de internet, sino que aumentará la capacidad de dispositivos conectados, lo que permitirá controlar todo tipo de electrodomésticos, automóviles, transportes, drones... Por lo que edificar la nueva red 5G significa controlar el futuro.

Es esta la principal razón por la que Estados Unidos está desarrollando un boicot a todos los niveles contra Huawei: sus empresas están sufriendo pérdidas económicas y está perdiendo la batalla de la innovación, lo que es más grave para sus intereses. Los adalides del libre mercado adoptan actitudes intervencionistas cuando ven peligrar sus privilegios económicos.

Otros rumores, muy plausibles, señalan que el sistema de encriptación de los terminales Huawei es muy potente y el Pentágono no consigue descifrarlo, generando así incomodidad a los servicios de inteligencia norteamericanos.

La red 5G controlará mucho más que internet y los móviles.
La red 5G controlará mucho más que internet y los móviles. Shutterstock

El futuro próximo de Huawei y el 5G

Huawei ha anunciado, a modo de respuesta, que invertirá más de 100.000 millones de dólares para expandir la red 5G a lo ancho y largo del planeta. De momento, ya han conseguido la aprobación de diez países, y esperan conseguir a otros diez más para 2020. Pero ya hay países que han anunciado que no dejarán pasar esa nueva tecnología si viene de la mano de Huawei. ¿Quiénes han sido? 'Los cinco ojos' e Israel, que ya debería ser considerado el sexto miembro.

¿Pero quiénes son 'Los cinco ojos' y por qué tienen nombre de secta satánica? Se trata de una alianza internacional de inteligencia que engloba a EEUU, Australia, Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda. Los países de esta organización han protagonizado, mediante sus respectivas empresas, la innovación tecnológica, sobre todo en el ámbito de las telecomunicaciones. Lo que les permitió espiar todas las acciones del mundo desde su fundación en 1941. Al ver que su negocio peligra, han decidido cerrar filas contra Huawei.

El futuro para la empresa china pinta muy bien en el aspecto económico y expansivo. Aunque el destino de Meng, influirá de forma directa en el devenir de Huawei. No por las posibles sanciones o represalias que puedan sufrir (y que ya están sufriendo) sino por las pérdidas que pueden experimentar en el siguiente curso económico y por la repercusión de la mala publicidad en el cliente. Es decir que, por el momento, lo único que hace peligrar la supremacía de Huawei por encima de sus rivales es un juicio basado en rumores, esperanzas nada alentadoras para Apple y Samsung.

Artículos recomendados