Qué hay detrás de la extorsión que denuncia Jeff Bezos

Amazon

Jeff Bezos acusa a un amigo de Trump, dueño de American Media, de intentar extorsionarle con la publicación de fotografías íntimas

El hombre más rico del planeta sugiere que este intento de extorsión es una represalia por la cobertura informativa que The Washington Post, periódico del que es propietario, ha llevado a cabo sobre los escándalos sexuales del presidente Trump y los vínculos de David Pecker, dueño de American Media, con Arabia Saudí. El espectáculo está servido.

Por Javier Fernández  |  08 Febrero 2019

Jeff Bezos, presidente ejecutivo de Amazon, ha publicado un comunicado en el que acusaba a David Pecker, CEO de American Media, empresa propietaria del tabloide sensacionalista National Enquirer y amigo del presidente Donald Trump, de haber intentado extorsionarle mediante la publicación de fotografías íntimas suyas y de su supuesta amante, la presentadora Lauren Sánchez.

El chantaje fue realizado a través de correos electrónicos, escritos por miembros de American Media, cuyo contenido ha sido publicado por el dueño de Amazon en el comunicado. La compañía de David Pecker los envió después de saber que Bezos había pedido a Gavin De Becker, jefe de seguridad de la multinacional tecnológica, que investigase cómo habían llegado las fotos íntimas a sus manos. En ellos se desgrana la naturaleza de dichos documentos gráficos, así como los pasos que Bezos debe seguir para evitar que salgan a la luz.

Según el dueño de Amazon, el objetivo de esta amenaza era forzarle a reconocer que la publicación del Enquirer sobre su relación con Lauren Sánchez, supuesta causa del divorcio entre Bezos y su esposa Mackenzie, no se hizo por motivos políticos. Bezos, propietario de The Washington Post, asegura que "gente poderosa que ha sido objeto de la cobertura del Washington Post creerá erróneamente que soy su enemigo". Una de esas personas, afirma, es Donald Trump.

Favores y negocios

El presidente norteamericano, que ha atacado duramente al periódico a través de Twitter, recibió la ayuda de David Pecker para evitar que se hicieran públicos los testimonios de la modelo Karen McDougal y la actriz porno Stormy Daniels, quienes afirmaban haber mantenido relaciones sexuales con Trump.

El modo de hacerlo se conoce como 'catch and kill', y consiste en pagar a un individuo para contar su historia, pero, en lugar de hacerlo, no se publica jamás. Es una manera de comprar el silencio. Karen McDougal cobró 150.000 dólares, cortesía del National Enquirer. Por su parte, Stormy Daniels cobró 130.000 euros del bolsillo de Trump. El exabogado de Trump, Michael Cohen, declaró que se efectuaron los pagos a las dos mujeres para evitar que sus testimonios afectasen a la campaña presidencial del partido republicano en las elecciones presidenciales de 2016.

Jeff Bezos afirma en el comunicado que
Jeff Bezos afirma en el comunicado que "Si en mi posición no pedo plantarme a este tipo de extorsión, ¿quién puede?". Twitter / @JeffBezos

Samsung Space Monitor: diseño, características y precio
Samsung Space Monitor, un monitor para ordenadores de sobremesa económico, estético y funcional. Estas son sus características y precio.
Sin embargo, la relación entre Pecker y el presidente parece haberse deteriorado, porque el editor del Enquire aceptó colaborar en la investigación de estos hechos a cambio de inmunidad judicial, concedida en agosto de 2018, 'traicionando' de esta manera al presidente.

En julio de 2017, como recompensa por la ayuda prestada por Pecker, Trump le invitó a una cena en la Casa Blanca tras haber sido elegido presidente. El dueño de American Media llevó consigo a Kacy Grine, un hombre de negocios francés que asesora a Alwaleed bin Talal, una de las personas más ricas de Arabia Saudí, y que suele actuar de intermediario entre el príncipe Mohammed bin Salman y los empresarios occidentales. Su intención era obtener el visto bueno de Trump para expandir sus negocios mediáticos territorio saudí. Y lo consiguió.

El caso Khashoggi, posiblemente involucrado

Este vínculo de David Pecker con el régimen saudí es otro motivo más del chantaje efectuado al dueño de Amazon, según el propio Bezos, pues tras el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ordenado supuestamente por el príncipe Mohammed Mil Salman, The Washington Post lideró una investigación sobre el caso (Khashoggi era columnista del periódico), algo "indudablemente popular en algunos círculos", como apunta Bezos.

Jeff Bezos ha decidido hacer públicos los mensajes enviados desde American Media a pesar del "coste personal y la vergüenza", ya que considera que hay elementos muy importantes envueltos en todo esto. "Claro que no quiero que se publiquen fotos íntimas, pero tampoco quiero participar en su práctica de extorsión, favores políticos y corrupción. Prefiero plantarme, levantar este tronco y ver qué de ahí abajo", sentencia.

Artículos recomendados