Netflix y Microsoft se asocian para traer publicidad a la plataforma de streaming Netflix y Microsoft se asocian para traer publicidad a la plataforma de streaming

Netflix/Microsoft

Microsoft hará realidad la versión con anuncios de Netflix

La suscripción con anuncios de Netflix está en camino, después de que fueran ellos mismos los primeros en proponer una forma de ver cine y series sin publicidad. Su aliado para implantar la publicidad, Microsoft.

Por Adrián Tomé  |  14 Julio 2022

En abril de 2022, Netflix confirmó los rumores y presentó oficialmente la idea de incluir un nuevo modelo en sus planes que, además de los tres que ya conocemos hasta ahora, añadiría una opción más barata. Eso sí, con publicidad. La decisión vino motivada por la primera pérdida de usuarios en la historia de la compañía, registrada entre enero y marzo y que les dejó con 200.000 suscriptores menos, que se suman a los 700.000 que perdieron al cerrar el negocio en Rusia. Este descenso de las cuentas tuvo como consecuencia que su valor de mercado cayera drásticamente, por primera vez desde 2011.

De momento no se sabe cuánto va a costar este plan con anuncios, más allá de que sea el más barato de todos los disponibles. A pesar de que Ted Sarandos, codirector ejecutivo y director de contenido de Netflix, confirmó que la nueva suscripción llegará antes de que termine 2022, la información sobre ella ha aparecido a cuentagotas el primer semestre del año, desvelando únicamente que la calidad de imagen será similar a los otros planes.

Parece que, por fin, Netflix se ha puesto las pilas de cara a anunciar cuanto antes su paquete con anuncios. Un paso de gigante lo ha dado al llegar a un acuerdo con Microsoft, para que sea la compañía creada por Bill Gates la encargada de incorporar los anuncios a la plataforma.

Netflix ha confirmado en su propia página la noticia. De esta forma, el conglomerado tecnológico será quien implante los anuncios dentro de la programación de Netflix y los ponga en funcionamiento. De momento no sabemos si este acuerdo tendrá más ramificaciones o contendrá algún tipo de exclusividad, como que este plan esté solo en dispositivos Microsoft. La clave del acuerdo ha pasado porque Microsoft no opera con ningún competidor directo de Netflix, como sí lo hace Google, empresa que domina la publicidad en internet, que tiene en sus filas rivales de Netflix (en cierto modo) como YouTube y Comcast.

Microsoft será la encargada de incluir los anuncios en la plataforma de Netflix. Microsoft será la encargada de incluir los anuncios en la plataforma de Netflix., imagen de sustitución
Microsoft será la encargada de incluir los anuncios en la plataforma de Netflix. Unsplash

¿Pérdida de identidad?

El modelo de éxito de Netflix y de las plataformas de streaming en general venía precisamente por ofrecer una alternativa a la televisión en la que podías elegir el contenido que querías disfrutar sin ningún tipo de publicidad, ni interrupciones, ni horarios concretos. Netflix, precursor de este modelo en buena parte del mundo, se convirtió así en un fenómeno y referencia globales, pero también dio pie a que muchos siguieran sus pasos.

Ahora, Netflix tiene que repartir el pastel con Disney+, HBO Max y Amazon Prime Video, principalmente. Y todas ellas cada vez quieren más trozos: Disney por el tirón de sus franquicias, HBO por la calidad de sus series y Amazon por su modelo Prime, que ofrece otras muchas más ventajas además de ver series y películas.

No hay suficientes suscriptores para cubrir las inversiones de todos, dando paso a una guerra abierta que ha dejado a Netflix como el peor parado. A la empresa cada vez le cuesta más conseguir un bombazo, y su modelo de 'usar y tirar' para consumir las series ha hartado a la audiencia. Si a todo esto se le suma el incremento gradual del precio de las suscripciones, se puede llegar a entender que sean muchos los que optarían por desprenderse de Netflix en primer lugar en caso de tener que decir adiós a una de las principales plataformas de streaming a las que están suscritos.

En junio de 2022, Netflix se vio obligado a hacer un recorte de plantilla que forzó a centenares de personas a recoger sus cosas e irse. Resulta algo irónico si se tiene en cuenta que la última temporada de 'Stranger Things' ha batido récords de gasto por episodio, pero esto no deja de ser una apuesta puntual por una de sus series más reconocidas, que se aleja de los estándares actuales que maneja Netflix.

Ante esta crisis, Netflix la solución de Netflix pasa por romper los primeros cimientos sobre los que construyó su dominio mundial y fijarse en YouTube, Hulu o Spotify, que cuentan con una versión con publicidad. La de Netflix, eso sí, no pretende ser gratuita, acercándose más bien a la idea de Hulu que a las otras. Todo apunta, no obstante, a que será bastante asequible, sobre todo en sus inicios, con el objetivo de atraer nuevas audiencias o recuperar a los que perdieron por motivos económicos.

Habrá que ver si la recepción es tan positiva como ellos esperan, sobre todo después de haber cabreado a una gran parte de sus usuarios a base de cancelar series y amenazar con eliminar la posibilidad de compartir cuenta. De ello dependerá el precio y, sobre todo, la cantidad de anuncios que haya en la plataforma. Microsoft ya está trabajando en esto.

Artículos recomendados