Oumuamua, la posible sonda alienígena enviada a la Tierra que divide a los científicos

NASA

De sonda alienígena a simple cometa: ¿qué es Oumuamua exactamente?

El misterioso cuerpo tiene una órbita caótica, puede medir más de medio kilómetro de largo y se especula con que su origen sea artificial, es decir, que haya sido fabricado por extraterrestres.

Por Javier Fernández  |  12 Noviembre 2018

El físico italiano Enrico Fermi planteó el pasado siglo la siguiente contradicción: teniendo en cuenta que solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, hay billones de estrellas iguales que nuestro Sol, y que, según datos de la Misión Kepler, existen 40 billones de planetas como la Tierra capaces de albergar vida, ¿dónde se encuentra? Si parece claro que no estamos solos en la galaxia, ¿por qué no hemos encontrado a nadie ahí fuera todavía?

Se desconoce, efectivamente, si hay vida más allá de nuestro planeta, sin embargo, Shmuel Bialy y Abraham Loeb, científicos del Centro de Astrofísicas de Harvard-Smithsonian, afirman que Oumuamua es el primer objeto proveniente de fuera del Sistema Solar y cuyo origen podría ser artificial.

Astrónomos de la Universidad de Hawai detectaron por primera vez en octubre de 2017, a través del telescopio de sondeo panorámico Pan STARSS, este extraño objeto cuya trayectoria era absolutamente impredecible. Los científicos le nombraron Oumuamua, que significa en hawaiano "mensajero que llega desde el distante pasado".

Movimiento que realiza el misterioso objeto interestelar 'Oumuamua'.
Movimiento que realiza el misterioso objeto interestelar 'Oumuamua'. NASA

Se desconoce el origen y la naturaleza de este misterioso cuerpo que, según la NASA, puede alcanzar los 800 metros de longitud, mientras que su anchura es considerablemente más pequeña, hasta 10 veces menos. Estas características le otorgan la forma de un cigarro. Un 'cigarro espacial'.

Su naturaleza, un misterio

Pero aún se desconoce lo que es Oumuamua. En un principio se plantearon dos hipótesis: un cometa, o un asteroide.

ASUS Zenfone Max Pro M2 y Zenfone Max M2: precio y características
ASUS Zenfone Max Pro M2 y ASUS Zenfone Max M2, los dos nuevos móviles de ASUS para competir por la gama baja.
Un cometa es un pequeño cuerpo helado que, al ser calentado por el Sol, desarrolla una borrosa cola hecha del material volátil de su superficie que se va vaporizando. Por ello, David Farnocchia, científico del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, afirmó que esos gases podrían estar causando las variaciones de la trayectoria del misterioso cuerpo.

El pasado junio la NASA reconoció, sin embargo, que Oumuamua aparecía en el telescopio como un único punto de luz sin cola alguna, y que por eso podría tratarse de un asteroide. No obstante, cuando los astrónomos observaban el objeto tan rápidamente, llegaron a la conclusión de que era posible que, de ser un cometa, la cola no pudiera ser detectada por los telescopios.

¿Nave espacial?

Pero, ¿de dónde viene este misterioso cuerpo? Un estudio publicado en el portal The Astronomical Journal, afirma que Oumuamua, cuya trayectoria trae de cabeza a los científicos desde su descubrimiento y es analizada en dicho trabajo, puede ser de origen artificial. De hecho, según Abraham Loeb, científico de la Universidad Harvard que ha participado en el estudio, este 'cigarro espacial' podría tratarse de un dispositivo propulsado por la radiación solar, una especie de vela solar. El estudio explica que "velas solares de similares dimensiones han sido diseñadas y construidas por nuestra civilización, incluyendo el proyecto IKAROS y Starshot Iniciative", y que esta tecnología puede ser usada para el transporte de cargamento entre planetas y estrellas.

Animación del movimiento que realiza Oumuamua.
Animación del movimiento que realiza Oumuamua. NASA

El científico llegó a plantear en una entrevista para CBS News, que Oumuamua podría tratarse del resto de una sonda operacional enviada intencionalmente a la Tierra por una civilización alienígena.

Esto explicaría algunas de las "anomalías de Oumuamua, como su geometría inusual, deducida por su brillo, su baja emisión térmica, lo que sugiere una alta reflectividad, y su desviación de la órbita kepleriana sin señal de la cola de un cometa".

No obstante, hay científicos que no comparten este planteamiento.

Una hipótesis criticada

Todo lo que necesitas saber para elegir las gafas adecuadas en función del rostro, la piel y el cabello
Te ayudamos a elegir las gafas ideales para tu cara, tu tono de piel y tu color de pelo.
Alan Jackson, miembro del Centro de Ciencias Planetarias de la Universidad de Toronto, afirmó tras ser preguntado por la CNN, que no estaba convencido por el estudio y consideraba, además, que tenía varios fallos. Jackson publicó en julio de este año en el portal Montly Notices of the Royal Astronomical Society, que Oumuamua podría venir de un sistema solar binario o de un sistema con dos estrellas.

Además, explicó que "cualquier nave espacial se replegaría una vez está en el espacio interestelar para prevenir el daño", y descartó la hipótesis de la vela solar, ya que estos aparatos son más delgados, mucho más de lo que el estudio sugiere, y tienen una aceleración determinada.

Alan Fitzsimmons, astrofísico de la Universidad de Queens en Belfast, reconoció a Associated France Presse que estaba entusiasmado con que hubiera una evidencia convincente de vida extraterrestre, pero que este no era el caso.

El científico afirmó que se había demostrado que las características observadas pertenecían a un cuerpo con forma de cometa expulsado desde otro sistema solar. Además, coincidió con Jackson al señalar que algunos de los argumentos del estudios estaban basados en cifras con mucho margen de incertidumbre.

No hay dos sin tres. Katie Mack, una de las astrofísicas más conocidas de la Universidad de Carolina del Norte, tampoco fue convencida por la hipótesis de que 'Oumuamua' fuera una nave espacial enviada hacia la Tierra.

En su cuenta de Twitter, publicó lo siguiente: "Lo que tenéis que entender es: los científicos están perfectamente felices de publicar una idea estravangante si hay pocas posibilidades de que no sea incorrecta. Pero hasta que otra posibilidad no se haya agotado una docena de veces, incluso los autores no se lo creen".

No hay consenso entre los científicos, por lo que toca esperar hasta saber cuál es la naturaleza exacta de Oumuamua. Y mientras todo esto sucede, la pregunta de Fermi sigue sin resolverse: Si hay vida ahí fuera, ¿dónde está?

Lo más leído