El lamentable proceso de añadir un disco duro a PlayStation 5 El lamentable proceso de añadir un disco duro a PlayStation 5

Sony

El chapucero proceso de añadir un disco duro a PlayStation 5

Ya es posible añadirle un disco duro extra a nuestra PS5. Pero el proceso diseñado por Sony es un tanto cutre y confuso, desde los requisitos que debe cumplir el disco sin que Sony ofrezca un listado de compatibles a todo el proceso para instalarlo.

Por Diego López García  |  21 Septiembre 2021

2021. El año en el que parece más fácil enviar a multimillonarios a orbitar la Tierra en el espacio exterior que añadir almacenamiento extra a la última consola de Sony. Hace ya casi un año que PlayStation 5 llegó a las tiendas y, desde entonces, Sony continúa siendo incapaz de hacer frente a la alta demanda por la consola, a la que hay que unir la carestía de chips y otros componentes a nivel mundial.

Sea como fuere, en junio de este año ya se habían vendido más de 10 millones de unidades de PlayStation 5, y es de suponer que haya superado ya los 12 millones por estas fechas.

Aún así, no ha sido hasta ahora que se ha permitido, mediante actualización del firmware, ampliar los escuetos 825 GB de espacio disponible para instalar juegos. Y el proceso es farragoso, absurdo, complicado e impropio de un dispositivo que pretende conquistar millones de hogares.

PS5, una consola sedienta de gigas

Sony ya sorprendió dotando a su consola de únicamente 825 GB de espacio en disco, frente al TB que incluye Xbox One X. Y de esos 825 GB, sólo es posible utilizar aproximadamente 667 GB, ya que el resto lo ocupan archivos del sistema. La excusa oficial fue que estábamos ante un almacenamiento de muy alta velocidad y, por consiguiente, caro.

Pero es que los juegos de PlayStation 5 devoran el espacio en la consola, y todo hace indicar que los nuevos títulos irán a más. Con una media de 100 GB para cualquier triple A, algunos como 'Call of Duty: Black Ops Cold War' superan los 225 GB de espacio en disco. Es decir, que con un par de títulos así ya te has quedado sin espacio en la consola.

Hasta ahora, las opciones para solucionarlo eran limitadas. De primeras, poco o nada había que hacer. Más tarde, Sony permitió enchufar un disco duro externo al puerto USB o USB-C de la consola y trasladar ahí los juegos de PS5 que no fueses a jugar, pero para jugarlos siempre tenías que devolverlos al disco principal.

Apáñatelas como puedas

Y por fin llegó el día. Con la última actualización de la consola, Sony por fin daba soporte, o algo parecido, al almacenamiento extra en PS5. En realidad siempre estuvo ahí, escondido dentro de la máquina, sólo faltaba activarlo.

Y lejos de comercializar sus propios discos como hace Microsoft con cómodas tarjetas de expansión sencillas de poner en la parte trasera de la Xbox One X ó S, Sony se ha limitado a dar una serie de características técnicas que deben cumplir los discos duros para ser compatibles con PS5. Ojo, que seguirlas no te garantiza que el disco vaya a funcionar y Sony ya avisa que no se hará responsable de lo que pase si te haces con uno.

A saber, es necesario:

  • Disco PCI-Express de 4ª generación M.2 NVMe SSD. No son compatibles ni los discos SATA SSD ni los NVMe de tercera generación.
  • Espacio soportado: de 250 Gb a 4 TB
  • Al menos 5.500 MB/s de velocidad de lectura y escritura, aunque más es altamente recomendable
  • Hasta 110 mm de altura
  • Necesidad de utilizar un disipador de calor, aunque el total no debe superar

Este tipo de disco no es especialmente barato ni fácil de conseguir, ya que Sony no ofrece ningún sello "PS5 Compatible" ni siquiera a dispositivos fabricados por sus propias filiales. En Capitán Ofertas encontrarás una lista con los mejores discos duros para PS5.

Es probable que adquieras un disco de tercera generación en lugar de cuarta porque la página de pedido era confusa como le pasó a un servidor, o que el disco se anuncie con velocidades superiores a los 5.500 MB/s pero al final no termine de alcanzarlas.

También es complicado encontrar discos que incluyen el disipador y no superen los 11 mm de alto, o bien buscar un disipador que quepa y realizar tú mismo el bricolaje. El proceso no es sencillo, pero desde luego entretenido.

PlayStation DIY o cómo instalar el disco duro tú mismo

Si pensabas que después de todo esto ya tenías el trabajo hecho, ¡iluso! Ahora falta el último paso, que es instalar el disco duro dentro de la consola. El proceso requiere levantar la tapa, quitar varios tornillos para abrir la ranura de expansión. Introducir el disco y atornillarlo a la base, colocar y/o fijar el disipador si no lo has hecho antes y volver a cerrarlo todo.

Ojo, que son las instrucciones oficiales, no una técnica rara para piratear la consola ni nada parecido. Realizado todo este proceso correctamente, podrás reiniciar la consola, formatear el disco y ¡por fin! utilizar almacenamiento extra para tus juegos de PS5.

Lo sorprendente es que, tras tantos años de desarrollo y con tanta experiencia a sus espaldas, Sony haya perpetrado un sistema tan cutre y chapucero para realizar una tarea tan necesaria.

Artículos recomendados