Samsung Galaxy Z Fold3: precio, especificaciones y ficha técnica Samsung Galaxy Z Fold3: precio, especificaciones y ficha técnica

Samsung

Samsung Galaxy Z Fold3, el plegable que ha jubilado a la vez a las tablets... y a los Galaxy Note

Samsung Galaxy Z Fold3 le arrebata el SPen a los Note y confirma que Samsung confía ciegamente en el futuro de los plegables.

Por Guille Galindo  |  11 Agosto 2021

Pobres aquellos (entre los que servidor se incluye) que no daban un duro por los smartphones plegables tras el fracaso del primer Fold. Samsung entendió que se habían adelantado y que la sociedad todavía no estaba preparada, más aun si ofrecían errores tan grotescos como los que vimos en los inicios, pero no tiró la toalla, siguió confiando en este tipo de dispositivos. Con el Galaxy Z Fold3 llega la verdadera prueba de fuego, porque los surcoreanos dejan en una posición delicada a dos de sus productos estrella en los últimos años para apostar de manera definitiva por los plegables: las Galaxy Tab y, sobre todo, los Galaxy Note. Samsung Galaxy Z Fold3, ha llegado tu momento.

Samsung Galaxy Z Fold 3
Dimensiones
Desplegado: 158,2 x 128,1 x 6,4 mm

Plegado: 158,2 x 67,1 x 16 mm

Peso: 271 gramos

Pantalla
Interior: Dynamic AMOLED 2X de 7,6", Infinity Flex Display QXGA+ (2.268 x 832), 120 Hz

Exterior: Dynamic AMOLED 2X de 6,2" (2.208 x 1.768) y 120 Hz

Cámara
Triple cámara trasera: Principal 12 MP, f/1.8, Dual Pixel AF OIS + Ultra Gran Angular 12 MP, f/2.2, FOV 123º + Teleobjetivo 12 MP, f/2.4, PDAF, Dual OIS, FOV 45º

Frontal: 10 MP f/2.2, FOV 80º

Interior: 4 MP, f/1.8, FOV 80º

Procesador
Qualcomm Snapdragon 888 5nm con 8 núcleos
Sistema Operativo
Android 11 con interfaz One UI 3
Conectividad
5G NSA y SA, Wi-Fi 6, LTE, Bluetooth, NFC, USB tipo C
Memoria
RAM: 12 GB LPDDR5

Memoria Interna: 256/512 GB UFS 3.1

Batería
4.400 mAh
Seguridad
Gorilla Glass Victus, IPX8, lector de huellas capacitivo en el lateral, reconocimiento facial
Precio
Desde 1.809 euros

La robustez sigue siendo su punto fuerte (y el débil)

Quien quiera hacerse con un Fold3 sabe que va a tener que cargar con un terminal grande y pesado, y eso que es más ligero (aunque también más grueso) que su antecesor. Su construcción en aluminio y vidrio, su protección Gorilla Glass Victus y su imponente bisagra terminan de construir esta percepción. Es un móvil poderoso, pero si quieres comodidad, ve mejor a por el Galaxy Z Flip3.

El Galaxy Z Fold3 es tan robusto como elegante. El Galaxy Z Fold3 es tan robusto como elegante., imagen de sustitución
El Galaxy Z Fold3 es tan robusto como elegante. Samsung

En lo que respecta al panel, el Fold3 presenta dos pantallas diferentes. Por un lado la externa, mejorada por la compañía al darse cuenta de que, para las tareas básicas del día a día, los usuarios siguen usando el Fold como un smartphone tradicional. Tenemos, por tanto, una Dynamic AMOLED 2X de 6,2 pulgadas con hasta 120 Hz de tasa de refresco.

Si desplegamos el dispositivo (recordad, el Fold se desdobla y se dobla en forma de libro), el tamaño de la pantalla interior que se abre ante nuestros ojos alcanza las 7,6 pulgadas, también Dynamic AMOLED 2X con un formato Infinity Flex Display con resolución QXGA+ (2.208 x 1.768 píxeles). La pantalla es totalmente inmersiva, sin un notch ni nada por el estilo (la cámara se sitúa por debajo del panel). Además, Samsung asegura que tiene un 29% más de capacidad de brillo a la vez de un consumo menor de energía. Nada que reprochar.

Multitarea para quitarle el sitio a las tablets...

Lo más destacado del Fold3 es su multitasking, la capacidad para abrir varias aplicaciones al mismo tiempo y ser más productivos, con una plena interacción entre la pantalla externa y la interna que nos aleja del smartphone tradicional y nos lleva a funciones más próximas a una tablet o portátil.

Podemos, por tanto, abrir pestañas o widgets de manera simultánea y colocarlas a nuestro gusto en la pantalla interna, trabajando a la vez en diferentes tareas sin perder un ápice de rendimiento. Si solo nos centramos en una, el nuevo diseño en columnas mejora la eficiencia y la experiencia del usuario, lo que por ejemplo nos permite no estar abriendo y cerrando una conversación de WhatsApp si quieres comprobar mientras el resto de conversaciones en el menú. También podemos cambiar de una pantalla a otra sin problemas, e incluso elegir las apps que queremos que pasen de un panel a otro cuando plegamos el teléfono y regresamos a la pantalla externa.

Los tres colores del Galaxy Z Fold3. Los tres colores del Galaxy Z Fold3., imagen de sustitución
Los tres colores del Galaxy Z Fold3. Samsung

... y SPen para quitarle el sitio a los Note

Golpe duro y casi definitivo para los Galaxy Note, que ven cómo el SPen no solo llegó en primer lugar a los Galaxy S21, sino que ahora también aterriza en los Z Fold3. El lápiz, eso sí, no está incluido, por lo que habrá que comprarlo aparte. No obstante, su sola presencia bajo una edición especial (Fold Edition) que de momento no incorpora Bluetooth ya supone un varapalo importante que afecta de lleno a la viabilidad futura de la gama Note.

Un interior capaz de soportarlo todo

Decíamos anteriormente que la multitarea no debilita al Fold3. En realidad, a este plegable no lo debilita nada. Los agradecimientos, a su procesador Snapdragon 888 con ocho núcleos, lo mejor que tiene Qualcomm hoy. Al contrario que lo último de Huawei, aquí sí tenemos red 5G, junto a una RAM LPDDR5 de 12 GB y un almacenamiento interno UFS 3.1 de 256 GB o 512 GB. Por su parte, la batería es de 4.400 mAh, que aprovechará la fortaleza de ahorro energético del software para dotar al dispositivo de una buena autonomía.

Y a lo que no llega el chipset, el resto de materiales le echan una mano. Es el caso de la resistencia al agua, con protección IPX8 que permite sumergir el teléfono, el primer plegable en conseguirlo.

El Galaxy Z Fold3 tiene resistencia al agua IPX8. El Galaxy Z Fold3 tiene resistencia al agua IPX8., imagen de sustitución
El Galaxy Z Fold3 tiene resistencia al agua IPX8. Samsung

Cinco cámaras (incluida una por debajo de la pantalla) para cubrir cada espacio

Por falta de cámaras no será... El Fold3 incorpora hasta cinco cámaras, siendo la más destacada (por diseño, no por rendimiento) la que se encuentra en el interior del panel de la pantalla externa, buscando ofrecer la experiencia todo pantalla al desplegarse. En resumen, esto ofrecen cada una de las cinco cámaras del Galaxy Z Fold3:

Cámaras traseras

  • Sensor principal de 12 megapíxeles con apertura f/1.8, Dual Pixel AF con estabilizador óptico.
  • Ultra gran angular de 12 megapíxeles con apertura f/2.2 y 123º de campo de visión.
  • Teleobjetivo de 12 megapíxeles con apertura f/2.4, PDAF, estabilizador óptico, zoom óptico 2x y 45º de campo de visión.

Cámara frontal

10 megapíxeles con apertura f/2.2 y ángulo de visión de 80º.

Cámara interior

4 megapíxeles con apertura f/1.8 y ángulo de visión de 80º

Disponibilidad y precio del Samsung Galaxy Z Fold3

El Samsung Galaxy Z Fold3 está disponible en Phantom Green (verde), Phantom Black (negro) y Phantom Silver (plateado), con dos precios diferentes en función de la ROM escogida:

  • Samsung Galaxy Z Fold3 (12 GB + 256 GB): 1.809 euros
  • Samsung Galaxy Z Fold3 (12 GB + 512 GB): 1.909 euros

Artículos recomendados