Sindicatos en EEUU: cómo funcionan y situación actual Sindicatos en EEUU: cómo funcionan y situación actual

El auge del sindicalismo en Estados Unidos: los casos de Amazon, Starbucks, Apple y Google

Amazon, Apple, Starbucks... Muchas de las multinacionales más famosas del mundo están viviendo un auge en el sindicalismo de sus trabajadores.

Por Roberto Rahona  |  16 Noviembre 2022

El movimiento obrero está volviendo a tener relevancia en Estados Unidos décadas después. Desde octubre de 2021 se ha ido viviendo un aumento en los paros, protestas, concentraciones y huelgas en el país norteamericano como denuncia de las bajas condiciones laborales y la escasez de mano de obra, reivindicando un aumento de los salarios, de las prestaciones, de los derechos del trabajador, de la seguridad laboral, de la mejora de las pensiones y de la igualdad en el trabajo.

El declive de décadas en la afiliación de los trabajadores a los sindicatos vino acompañado de una progresiva reducción de las prestaciones y unos salarios que no han subido al mismo ritmo que el coste de vida. Viviendo el punto más bajo de aprobación ciudadana de los sindicatos laborales en el año 2009 con solo un 49% sobre la base encuestada, en el 2022 se ha registrado un 71%, el mayor porcentaje desde 1965.

Porcentaje de personas en EE.UU. que aprueban los sindicatos Porcentaje de personas en EE.UU. que aprueban los sindicatos, imagen de sustitución
Porcentaje de personas en EE.UU. que aprueban los sindicatos GALLUP

Esto es un claro indicativo de que los sindicatos están ganando terreno en la batalla contra las empresas. Según Bloomberg Law, que analiza los datos de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB), en la primera mitad del año los sindicatos ganaron 641 elecciones, una de las mayores cantidades en los últimos 20 años y casi duplicando las de 2020 y 2021. Pero antes de analizar algunos casos concretos, vamos a explicar cómo funcionan los sindicatos en EEUU, cuyos estándares son diferentes a los que estamos acostumbrados.

Funcionamiento de los sindicatos en Estados Unidos

Los sindicatos en Estados Unidos funcionan de manera distinta a los europeos, y no están tan extendidos. Se trata más bien de asociaciones de trabajadores de una empresa específica o de un sector que luchan de forma colectiva por la obtención de una serie de derechos y mejores condiciones laborales. En una escala superior opera la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), la mayor organización sindical del país que agrupa a muchos de los sindicatos más importantes. En total 12,5 millones de personas y 58 sindicatos están afiliados a esta federación. La segunda más grande es Change to Win Organizing Center, que cuenta con 4,5 millones de personas afiliadas.

La importancia de la sindicación es muchas veces cuestionada por las empresas, pero un estudio de la Universidad de Princeton publicado en 2018 acerca de la acción histórica sindical en Estados Unidos afirma que los sindicatos han conseguido para los trabajadores sindicados un aumento salarial de entre el 10% y 20% en comparación con la contraparte no sindicada durante las últimas ocho décadas. Otro de los puntos clave del estudio es que cuando un sindicato se expande y adquiere relevancia nacional o estatal atrae a más trabajadores no calificados, lo que consigue reducir el índice de desigualdad entre trabajadores.

Pero formar un sindicato en EEUU no es nada sencillo. Primero, un grupo de trabajadores tiene que decidir sindicalizarse. Después se crea un comité cuyo objetivo es convencer al resto de los compañeros de que se unan a la causa para conseguir realizar una votación que apruebe, mediante mayoría simple, la formación del sindicato.

Esta votación la iniciará la NLRB si se consigue que al menos el 30% de los empleados de una empresa firmen unas tarjetas de autorización sindicales. Si estas tarjetas las firman más del 50% de los trabajadores, es posible que ni se requiera la votación siempre y cuando el empleador reconozca voluntariamente el sindicato. Si no es el caso, se realiza la votación, y si la mayoría de los votos resultan favorables, el sindicato se crea y las negociaciones con la empresa pasan a ser colectivas y obligatorias.

Según las leyes estadounidenses, es ilegal despedir a un trabajador por el hecho de sindicarse, pero las empresas tienen mecanismos en los que se gastan millones de dólares para doblegar a los empleados con dichas intenciones. Estas estrategias empiezan contratando a consultores antisindicales cuyo objetivo es que no se llegue a producir la votación. Para ello, se siguen determinados procedimientos:

  • Crear charlas disuasorias, intimidantes y obligatorias llamadas 'de público cautivo' a las que deben ir todos los trabajadores para meterles presión.
  • Dilatar en el tiempo cualquier paso realizado para que la acción sindical vaya perdiendo fuelle y desmoralizar a los partícipes.
  • Organizar comités para convencer de votar 'no' a los trabajadores, con cuestionables incentivos a los que se sumen.
  • Enviar cartas a los empleados y su familia interesándose repentinamente por ellos.
  • Presionar laboralmente a los simpatizantes.
  • Amenazar con represalias e infundir miedo para que no se hable del sindicato.

El problema principal radica en que las consecuencias de estas actividades son mínimas, al ser las sanciones por violar la Ley Nacional de Relaciones Laborales demasiado débiles. Aun así, por el esfuerzo de los trabajadores y comités organizativos y tras una larga lucha, muchas veces se consigue el objetivo de crear el deseado sindicato. Estos son los sindicatos más importantes que están cambiando el juego en 2022:

Starbucks Workers United

A mediados de 2021 no existía ninguna acción sindical en ninguna tienda de Starbucks estadounidense. Pues bien, la situación ha dado un vuelco, ya que durante este 2022 se han realizado más de 300 votaciones sindicales en más de 35 estados, resultando favorables de la creación un 80% de ellas, es decir unas 245 tiendas. Eso sí, en todo el país hay 9.000 Starbucks, por lo que el porcentaje de sindicalización es aún muy bajo.

Por su parte, la empresa ha ofrecido incentivos a las tiendas no sindicalizadas para evitar que se sumen a la ola de lucha por mejores condiciones laborales. Entre estos incentivos se encuentran aumentos, diversos beneficios, mejoras en el sistema de propinas y mejores condiciones en las bajas por enfermedad. Además han llegado a despedir a trabajadores identificados como líderes sindicales. Todas estas actividades ilegales le han causado a la empresa tener que enfrentarse a más de 325 cargos por prácticas laborales injustas, que se irán resolviendo en los próximos meses.

Manifestantes de Starbucks en una protesta en Seattle en abril de 2022 Manifestantes de Starbucks en una protesta en Seattle en abril de 2022, imagen de sustitución
Manifestantes de Starbucks en una protesta en Seattle en abril de 2022 Union Track

Amazon Labor Union

Amazon tampoco se ha librado de la acción sindical este año. El 1 de abril se votó a favor de la creación del primer sindicato de la historia de Amazon en Estados Unidos. Esta hazaña tiene el nombre propio de Chris Smalls, presidente y fundador de la Amazon Labor Union, quien se ha convertido en una figura a seguir en todos los movimientos sindicalistas del país. De momento la sindicalización solo se ha quedado en el estado de Nueva York en dos de los almacenes de la empresa, pero esto ha significado que más de 8.300 trabajadores se sindiquen, lo que constituye un 40% del total de todas las empresas de todo el estado y el número más alto de nuevos afiliados en cualquier sindicato de Estados Unidos en este último año.

Trabajadores de Amazon pidiendo el voto positivo a la formación del sindicato Trabajadores de Amazon pidiendo el voto positivo a la formación del sindicato, imagen de sustitución
Trabajadores de Amazon pidiendo el voto positivo a la formación del sindicato Associated Press

Apple Retail Workers Union

Las actividades sindicales de Apple comienzan en febrero de este mismo año con motivo del descontento de los empleados por su bajo salario. Su queja también va en dirección a que la inflación está ahogándoles en un contexto en el que la empresa amplía sus beneficios consiguiendo récords de ventas. Los esfuerzos de Apple para apagar el auge sindicalista están siendo muy criticados al emplear las tácticas antisindicales contra sus trabajadores, entre las que se encuentran las reuniones de audiencia cautiva, los interrogatorios a trabajadores, la prohibición de la publicación de información sindicalista y presentaciones antisindicales obligatorias. Las medidas de la empresa están siendo efectivas por el momento, pero actualmente se están intentando crear sindicatos en diferentes estados del país, como Nueva York, Maryland, Georgia o Kentucky, y las primeras votaciones ya se han organizado.

Trabajadores de una tienda de Apple de Baltimore alentando a la creación de sindicatos Trabajadores de una tienda de Apple de Baltimore alentando a la creación de sindicatos, imagen de sustitución
Trabajadores de una tienda de Apple de Baltimore alentando a la creación de sindicatos The Baltimore Sun

Alphabet Workers Union

Es el nombre del sindicato de Google y se formó en enero de 2021. Desde entonces, ha ido creciendo poco a poco hasta los más de 1.100 miembros con los que cuenta en la actualidad. Entre sus valores se encuentran la lucha por la protección de los trabajadores de la empresa, la sociedad y el mundo promoviendo la solidaridad, la democracia y la justicia social y económica.

Este sindicato está compuesto en su mayoría por ingenieros y programadores y engloba a todos los trabajadores que deseen afiliarse. Promulgan unas condiciones de trabajo inclusivas y justas, una lucha contra el acoso y la discriminación, una libre elección por parte del trabajador de elegir en qué proyectos trabajar atendiendo a sus valores personales y una igualdad real entre los empleados.

Manifestación Alphabet Workers Union en California en agosto de 2022 Manifestación Alphabet Workers Union en California en agosto de 2022, imagen de sustitución
Manifestación Alphabet Workers Union en California en agosto de 2022 AFP

Entre todos estos sindicatos, y otros como los de Taco Bell, The Home Depot, Verizon o Delta Alfa, en 2022, más de 45.000 trabajadores se han sindicado, más del doble que el año pasado. 2022 ha sido un gran año para los sindicatos, ya que han ganado un 77 por ciento de las votaciones que ha habido, y están recuperando la relevancia perdida entre los trabajadores. ¿Hacia dónde deparará esta ola sindical?

Artículos recomendados