SingStar, el juego que marcó a una generación

Sony

SingStar, el karaoke más famoso del mundo, cierra servidores: ¿qué hubiera sido de nuestra adolescencia sin él?

Es cierto que el fervor por 'SingStar' ha decaído bastante. Entre otras cosas porque la música actual es más cercana al baile que a cantar. Sony ha decidido cerrar los servidores del juego, y es difícil que haya nuevas ediciones, por lo que desde MENzig Tech nos queríamos despedir adecuadamente de un juego con el que hasta el más tímido se ha arrancado a cantar.

Por Ramón Fernández  |  07 Noviembre 2019

Tranquilos, fanáticos del karaoke, que 'SingStar' no va a dejar de funcionar repentinamente. Si tienes en tu poder alguna de las muchas ediciones que han salido del juego, sobre todo para PlayStation 2 y PlayStation 3, podrás seguir utilizándolo casi como hasta ahora. Pero Sony ha anunciado que cierra sus servidores, es decir, que todas las funciones que estos juegos ofrecían en línea hasta ahora, no podrán utilizarse a partir del 31 de enero del 2020.

A partir de entonces será imposible descargar nuevas canciones (aunque en teoría sí que será posible interpretar los temas descargados antes de esa fecha). Por lo tanto, si tenéis intención de seguir jugando, solos o con vuestros amigos, tendréis hasta comienzos del próximo año para descargar las últimas canciones disponibles. Otra función que se perderá es la de compartir tus mejores canciones. Si en tus prácticas en solitario has creado verdaderas obras de arte, y tienes interés en que el mundo vea tus increíbles puntuaciones, de ahora en adelante tendrás que subir los vídeos a YouTube, porque no podrán salir del disco duro de tu consola. Como esto supone el comienzo del fin para uno de los juegos míticos de la adolescencia (¿cuántas tardes de viernes habremos pasado enganchadas a ese micrófono, antes de descubrir la cerveza?), es hora de recordar y homenajear a 'SingStar' como se merece. Al fin y al cabo, hasta dio pie a un programa de La 1, 'Canta! SingStar', que fue un fracaso y un despropósito a partes iguales.

Grandes noches de Singstar

No falla. Todos hemos vivido alguna noche en los últimos años en la que vas a casa de un amigo, sin mayor intención que cenar o tomar unas copas antes de salir de fiesta, pero, de repente, alguien revive aquel recuerdo de hace unos años jugando al 'SingStar'. El dueño de la casa avisa de que él también tiene ese legendario juego, y comienza a brotar el deseo de cantar en casi todos los asistentes. Y es que un buen karaoke siempre apetece.

Si tenías idea de salir de fiesta, lo normal es que el plan de discoteca se aplace a otro día, porque esa noche nadie va a querer soltar el micrófono, cante como cante. El nivel artístico suele depender, como es lógico, de la voz de los cantantes, pero también de la intensidad con la que vivan las canciones y del nivel de alcohol en sangre.

Un juego intergeneracional

Así es, amigos. Si estáis cansados del tradicional bingo navideño o de los juegos de cartas, no hay nada mejor para las comidas y cenas familiares que sacar el 'SingStar' que tengas olvidado en el armario. Porque los diferentes juegos de 'SingStar' cuentan con temas dirigidos a un espectro de edad muy amplio. Es cierto que predomina el pop de la década de los 2000 (El Canto del Loco, Melendi, La Oreja de Van Gogh, Amaral), pero también hay canciones para que tus padres o incluso tus abuelos se luzcan (sí, todos estamos pensando en 'Un beso y una flor' de Nino Bravo). Y, quién sabe, tal vez la abuela, que nunca demostró unas espectaculares dotes musicales, demuestra ser la reina interpretando alguna canción de Raphael. Además, ver a la familia, gente a la que respetas y aprecias, haciendo el ridículo más espantoso, no tiene precio.

No hagas trampas

MacBook Pro de 16 pulgadas: características y precio
Todas las características del nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas, que promete ser el rey de la gama alta de portátiles.
Singstar es un juego que mide la calidad vocal de los improvisados intérpretes. Pero, no deja de ser un videojuego. No es infalible, y tiene sus trucos para que los menos hábiles en el cantar puedan aumentar exponencialmente su puntuación. El más habitual es tararear las canciones en vez de cantarlas. Al considerar el juego que estás dando la nota correcta en cada momento, da igual si estás interpretando la letra o no. Esta técnica la útilizan muchos jugadores que valoran el ganar por encima de todo, pero no es para nosotros. Aunque se puede tolerar si, por ejemplo, la canción es en inglés y no conoces toda la letra. Pero siempre es preferible el uso del divertido 'spanglish', o un inglés por fonética, que el tarareo de los tramposos.

Vive las canciones

Si en tu grupo de amigos ha existido una vieja rivalidad por un amor compartido, qué mejor que un dueto para los dos contendientes cantando 'Dos hombres y un destino', de Alex Casademunt y David Bustamante, disponible en el legendario 'Singstar Party' de Playstation 2, o Devuélveme a mi chica de Hombres G, que se encuentra en el 'Singstar: La edad de oro del Pop Español'.

Para disfrutar realmente del juego, es importante picarse por las puntuaciones, pero lo es más aún dar espectáculo. Si no sabes cantar, o no eres extraordinariamente competitivo, elige las canciones que más opciones de baile te ofrezcan. No ganarás, probablemente, pero el público será tuyo desde el primer movimiento de cadera. Al fin y al cabo, el objetivo del juego es pasárselo bien, y sentirte 'cantante' por un rato, lo hagas bien o mal. Aunque, advertimos: este juego ha roto más amistades que el Monopoly.

Dicho lo cual, esperamos haberos dado ganas de volver a cantar en vuestras futuras reuniones familiares o de amigos. Con mucha pena, estamos ante el fin de 'SingStar', juego cuyos servidores pronto no tendrán actividad y que, tras incontables ediciones en todos los idiomas, parece estar viviendo sus últimos días, para desgracia de sus fieles usuarios, entre los que se sigue encontrando quien escribe estas líneas, que va a enchufar de nuevo su PS2 y ponerse a cantar 'Let me out' de Dover como si no hubiera un mañana.

Artículos recomendados