Sukry, Heretics y la cara amarga de los eSports

Shutterstock

El caso de Sukry y Heretics nos muestra la cara amarga de la profesionalización de los eSports

Los eSports han desarrollado un crecimiento económico y social enorme, lo que ha provocado que el sector se profesionalice. Sin embargo, dicha profesionalización crea polémicas como la de Sukry y Heretics.

Por Miguel Arjona  |  17 Junio 2019

Los eSports llevan demostrando varios años que su importancia a nivel internacional. Su desarrollo se ha visto incrementado a nivel de audiencia y de público. De hecho, la Copa Mundial de Fortnite en uno de sus torneos se cobrará más que en Wimbledon o Roland Garros.

El incremento de los premios económicos, torneos y audiencias, ha desembocado en una profesionalización cada vez mayor en este sector. Esto muestra la fortaleza de los eSports. No obstante, esto también ha provocado que el día a día de los eSports se parezca más al de otros deportes.

El conflicto de Sukry

El equipo Heretics anunció su decisión de prescindir de Endika Andrés, más conocido como 'Sukry' a través de un comunicado del propio equipo. El jugador de 'Call of Duty' ha expresado su incomprensión y descontento a través de su cuenta de Twitter, mientras que los aficionados de Heretics también han expresado su enfado y críticas en las redes sociales.

Sony supera a Canon y Nikon y se erige como el rey de la fotografía
Sony se ha convertido en un rival a seguir en el mercado de las cámaras de fotos, desbancando a Canon y Nikon.

Los mensajes de apoyo hacia Endika se han ido sucediendo en las últimas horas, a la vez que algunos de los miembros del equipo han buscado defenderse ante las críticas a través de más comunicados, donde también agradecen a 'Sukry' todo lo aportado durante su tiempo en el equipo. Un show.

Con amigos o solo: alternativas a las Navidades familiares
¿Harto de las reuniones familiares en Navidad? Te dejamos varias alternativas para pasar las fiestas de una forma diferente.
En la Liga Mundial de Call of Duty, Heretics quedó en el séptimo puesto en el torneo de Anaheim, y en el quinto puesto en el torneo celebrado en Londres. Resultados que, a pesar de invitar al optimismo, no parecen haber satisfecho a los dirigentes del equipo, y que han hecho tomar esta decisión drástica. ¿Se arrepentirán? ¿Han sido las formas adecuadas? Lo que está claro es que cada vez se parece más al fútbol, al baloncesto o a cualquier deporte de élite.

Las nuevas dinámicas de los eSports

La profesionalización y el crecimiento de los eSports ha cambiado por completo este sector. Desde sus inicios, donde se organizaban competiciones en 'cibers', hasta llenar estadios para ver disputar un partido de 'League of Legends' mientras se retransmite en directo por Internet.

Las audiencias han crecido exponencialmente durante los últimos años. La cuota de los fans de este ámbito llegó a los 335 millones de personas en 2017, que llegarían a los 454 millones este mismo año, y a los 645 millones en 2022 según las estimaciones de Newzoo. Y esto repercute de manera directa en la facturación. El nivel de ingresos también se ha catapultado desde los 696 millones de euros facturados en 2017, hasta los más de 2.100 millones de euros que han estimado para este mismo año.

Los ingresos de los eSports llegan a través de patrocinadores, derechos de retransmisión, publicidad, venta de entradas y 'merchandising', aunque aquí faltarían por contabilizar el dinero que se mueve en negocios como las casas de apuestas.

Las mujeres representan el 29% de los 'gamers' en España, y su inclusión en los eSports está cada vez más presente.
Las mujeres representan el 29% de los 'gamers' en España, y su inclusión en los eSports está cada vez más presente. Shutterstock

Por otra parte, al igual que en otras entidades deportivas, los equipos de eSports también han sufrido ramificaciones dentro de su organización. Años antes solamente existían equipos de juegos específicos, mientras que ahora un equipo comprende varios equipos en función de los videojuegos y sus categorías. Véase el propio Heretics, que tiene plantillas para 'Call of Duty', 'Fortnite' o 'Clash Royale'.

Por otra parte, también vemos cómo en la financiación de los propios equipos se han introducido inversiones de personajes públicos como Sergio Reguilón, futbolista del Real Madrid, los youtubers 'Grefg', Willyrex y Vegetta777, o el mismísimo Gerard Piqué, futbolista del Barça. Este último, como no podría ser de otra forma, ha ido más allá, creando incluso su propia empresa de eSports.

El incremento de los premios ha potenciado la creación de equipos y la inversión de patrocinadores.
El incremento de los premios ha potenciado la creación de equipos y la inversión de patrocinadores. Shutterstock

La rutina de un atleta

Todavía existe cierta reticencia a considerar a los eSports como una categoría deportiva, a pesar de que tendrán su competición en los Juegos Asiáticos de 2022, y que se ha planteado como un serio debate para que fuesen introducidos en los Juegos Olímpicos de París en 2024. Pero se consideren o no como cualquier otro deporte, los jugadores tienen una rutina similar a la de cualquier atleta.

Tanto ellos como ellas practican sus habilidades y estrategias por sí solos, o con el resto del equipo, hasta 12 horas diarias. Sus entrenadores les obligan a mantener una alimentación sana, hacer ejercicio físico y asegurarse de que están en un buen momento personal, ya que todos los factores influyen en su rendimiento, y lo más mínimo puede desembocar en ganar o perder decenas, cientos o millones de dólares.

Los eSports ya son una realidad, y su funcionamiento, sus rutinas y su impacto son cada vez más importantes en una sociedad que los empieza a ver a sus jugadores y jugadoras como cualquier otro ídolo. No obstante, los nuevos funcionamientos de los equipos tienden a lo que ya está establecido en otros deportes: cuanto mayor dinero haya de por medio, la toma de decisiones será más rápida y más drástica. Los eSports se enfrentan a la cruda realidad de la profesionalización extrema.

Artículos recomendados