¿Qué está pasando con Gran Turismo 7? ¿Qué está pasando con Gran Turismo 7?

¿Qué está pasando con Gran Turismo 7? Mientras la crítica ensalza al juego, los usuarios lo despedazan

Gran Turismo 7 pone de manifiesto la guerra que hay en el sector del videojuego entre los críticos y los jugadores. Fans en todo el mundo hacen reflejar su rechazo, mientras que los analistas le sitúan como uno de los juegos del año.

Por Adrián Tomé  |  31 Marzo 2022

En un inicio de año para recordar en la historia de los videojuegos, Sony lanzó una nueva entrega de la quizá, saga de juegos de conducción más famosa de la historia, Gran Turismo. Apenas dos semanas después del lanzamiento del otro exclusivo de PlayStation, Horizon Forbidden West, Gran Turismo 7 vio la luz. La nueva apuesta de Kazunori Yamauchi quería situarse como el mejor Gran Turismo hasta la fecha, aprovechando lo que le permitía hacer la nueva generación de consolas para quitarse el sabor agridulce de Gran Turismo Sport.

La cosa prometía. Las notas antes de su salida eran bastante esperanzadoras, analistas en todo el mundo no reparaban en decir lo mucho que les había gustado. Lo cierto es que, habiéndolo jugado a fondo, en lo que a jugabilidad se refiere puede ser perfectamente considerado el mejor título de Polyphony Digital. Un nuevo modo campaña que dura alrededor de 20 horas, así como toda una variedad de modos de juego para un jugador le aportan una frescura y multidisciplinariedad de la que carecía Gran Turismo Sport. Sin olvidar, por supuesto, el competitivo y multijugador que se han convertido en marca de la casa. A esto le añades algunos detalles como el posiblemente mejor modo foto de la historia de los videojuegos, la gran variedad de circuitos y trazados y cómo el juego es capaz de exprimir al máximo las capacidades del nuevo DualSense, te queda un brillante juego de conducción que podría conseguir muchos premios. O eso pensábamos.

Por qué se fue todo al traste: servidores y microtransacciones

El envoltorio era bonito, ¿pero qué pasa cuando saboreas el caramelo? Los problemas no tardaron en evidenciarse. Gran Turismo 7, a pesar de ser un juego primordialmente para un jugador (de hecho tienes que jugar entre tres y cuatro horas para desbloquear el multijugador, y aún más para desbloquear el competitivo) te obliga a tener una conexión a internet permanente. Esto se debe a que tu progreso en la campaña y tus ganancias en créditos se guardan en el servidor del juego y van asociados a tu cuenta de PSN. Este método, que no es nuevo, se utiliza para tratar de evitar a tramposos en la generación de créditos. En resumen, para tener los créditos suficientes para comprar los mejores coches o los coches más exclusivos del juego, tendrás que jugar bastante y ahorrar o.... pasar por el aro de los micropagos. Pero vamos parte por parte.

El problema de los servidores y el juego digital

Que el juego esté en el servidor y no en el propio disco, permite a los desarrolladores meter actualizaciones con bastante más facilidad y que cambien muchas cosas del juego, e incluso hagan añadidos sobre la marcha, como el medidor de viento que indica la dirección y velocidad del aire.

Sin embargo, también conlleva una serie de aspectos no tan positivos. El primero es reabrir un debate que ya existe en torno a la validez de los juegos digitales. Siempre se ha dicho que comprar un juego digitalmente no es comprar un juego realmente, porque si cierran el servidor de la tienda que contiene el juego, o tiene algún fallo, dejas de tener el juego. Eso sin mencionar que te pueden robar la cuenta a la que esté asociada la compra del mismo modo que te pueden robar cualquier cuenta de una red social.

Con juegos como Gran Turismo 7 alcanzamos un nuevo nivel en esta espiral. En este caso, aunque tengas el juego en físico, si Polyphony Digital decide cerrar el servidor en el que se contiene el juego, ya sea por su reutilización para otro juego en el futuro o por temas de presupuesto, el juego deja de existir, tengas el disco o no. Es directamente un juego que solo se puede preservar si al estudio le interesa hacerlo.

Pero también existen problemas más inmediatos. Tener un juego tan grande en un servidor requiere de un mantenimiento del mismo bastante intenso, y cada actualización trae consigo el riesgo de que se caiga. El 17 de marzo, solo dos semanas después de su salida al mercado, llegaba a Gran Turismo 7 la actualización 1.07, con el peor resultado posible: por diversos problemas con su implementación, el servidor estuvo caído hasta 30 horas, dejando a los jugadores sin poder acceder al juego de ninguna manera durante este periodo.

Siempre a vueltas, y no de circuito, con el pagar más para disfrutar más

La solución para la catástrofe de los servidores llegó finalmente con la versión 1.08, que devolvía Gran Turismo 7 a la normalidad, pero que contaba con otra polémica más. Muchos de sus premios por ganar carreras o campeonatos se habían visto drásticamente mermados con hasta reducciones de 20.000 créditos. Supuestamente esta decisión busca "evitar el grindeo y resaltar el verdadero valor de los coches". Y esto nos podríamos creer en un mundo ideal en que el juego no tiene una opción de comprar créditos con dinero real.

Mensaje con el que informaron de que nos pagan menos por ganar Mensaje con el que informaron de que nos pagan menos por ganar, imagen de sustitución
Mensaje con el que informaron de que nos pagan menos por ganar Polyphony Digital

Al final es la misma historia de siempre. Desde que se estandarizaron los pagos dentro de los juegos, cada vez más y más compañías se han sumado a la tendencia y han encontrado nuevas maneras de generar beneficios extra. En el caso de Gran Turismo 7, se hace en evidencia con los precios de los coches, de las modificaciones, hasta por lavar el coche te cobran (cosa que no sirve para nada más que para ganar un trofeo que dice "lava tu coche 10 veces"). No queda otra que repetir las mismas carreras una y otra vez o tirar de la opción 'fácil' y pagar más , porque parece que no es suficiente con los 80€ que cuestan los juegos triple A de salida en PS5.

Los fans reaccionan y Yamauchi con ellos

Tras estos dos escándalos consecutivos, fans de todo el mundo se tomaron la venganza por su cuenta con review bombing en plataformas como Metacritic, lo que dejó a Yamauchi en su casa viendo cómo las notas de Gran Turismo 7 por parte de los jugadores se desplomaban.

En un intento de salvar la situación, el estudio lanzó el pasado 25 de marzo un comunicando disculpándose por los problemas e inconvenientes asociados al juego durante sus primeras semanas de vida. Además, regalaron a todos los usuarios 1 millón de créditos (no es demasiado considerando que hay varios coches que superan los 20 millones) y anunciaron que con la actualización que llegará en abril las recompensas volverán a la normalidad. Una recogida de cable que recuerda al caso de Marvel's Avengers.

No obstante, con la actualización que llegó poco después de este comunicado, centrada principalmente en correcciones de rendimiento, también se necesitaron 3 horas de mantenimiento del servidor. Aunque ahora permiten acceder al juego y jugar mientras tanto, sin ganar créditos ni progresar en la campaña, pero algo es algo.

Al final, ni el juego es tan bueno como dicen los críticos, ni tan malo con dicen los fans

Es interesante ver como hay dos opiniones tan radicalmente opuestas sobre el mismo juego. Los gustos siempre son algo subjetivo. Pero con Gran Turismo 7, la diferencia es tan grande que llama la atención.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de periodistas especializados ponen la nota antes de que se salga el juego. Este es un detalle importante en este caso ya que, al jugarlo antes de su lanzamiento, el tráfico de jugadores era mucho menor y los problemas no habían tenido lugar todavía. El mantenimiento del servidor en esa instancia era más sencillo. Por lo tanto, la nota hace más referencia a los aspectos técnicos del juego, relacionados con jugabilidad y lo que te ofrece. No se tiene en cuenta lo que ocurriría después, simplemente, porque es imposible.

Dado que el juego es algo en constante evolución a través de actualizaciones, siempre es importante tener en consideración lo que dicen los fans. Y por lo que vemos, parece que los analistas no fueron capaces de prevenir los problemas que traía el juego en la nube. Lo malo del fenómeno conocido como review bombing es que tampoco nos aclara la que debería ser la nota. Consiste simplemente en ponerle en masa la peor valoración posible, y no, no es el peor juego jamás hecho.

En resumen, Gran Turismo 7 es un muy buen juego de conducción, pero con un buen puñado de peros que enturbian la experiencia. Completar la colección de los más de 400 coches que contiene parece misión imposible sin pasar por caja. Además, no va a quedar otra que acostumbrarse a las caídas del servidor y a momentos en los que no se va a poder jugar, y posiblemente llegue un día en el que el juego deje de funcionar (dentro de bastantes años, no hay que asustarse). Pero aun con todo, es un juego perfectamente disfrutable y accesible para todos gracias a su amplia personalización de la dificultad y las ayudas a la conducción.

Comprar por 68,07 euros

Artículos recomendados