Juice jacking, el peligro de cargar nuestros teléfonos en espacios públicos

Unsplash

Juice jacking: cargar tu smartphone en un espacio público no es la mejor de las ideas

Cargar la batería de nuestro teléfono es espacios públicos es cada día más fácil, pero supone un riesgo que seguramente desconozcas. En este artículo hablaremos sobre el juice jacking y las formas más recomendables de cargar tu dispositivo sin correr ningún riesgo.

Por Roberto Méndez  |  15 Diciembre 2020

Lo más probable es que en más de una ocasión te hayas quedado sin batería en momentos inoportunos y te hayas preguntado por qué no lo pusiste a cargar antes de salir de casa. Las prisas o problemas de la batería de nuestro dispositivo pueden jugarnos malas pasadas, pero en los últimos años han aparecido diversas soluciones para estos casos. Los cargadores portátiles nos acompañan como lo hacen los smartphones, y ya es habitual ver cargadores públicos en espacios muy transitados como los aeropuertos, centros comerciales, transporte público o en restaurantes. Solo necesitas llevar contigo el cable para cargar y, en ocasiones, ni eso porque ya vienen con cable.

Lo más probable es que sea uno de los miles que ha enchufado su smartphone en un cargador público para conseguir un poco de batería, algo que nunca viene nada mal. La pregunta es, ¿a qué coste? Porque lo cierto es que no es la mejor decisión que puedes tomar, y en este artículo conocerás los motivos.

¿Cuál es el problema de los cargadores públicos?

Los puertos de carga públicos son muy útiles, pero al ser accesibles a todo el mundo también son el principal objetivo de un tipo de ataque conocido como juice jacking, terminó que acuñó ya en 2011 el periodista estadounidense Brian Krebs.

Este tipo de amenaza funciona de una forma bastante peculiar porque se aprovecha de los diferentes usos de un puerto USB, que disponen de al menos 4 pines que se utilizan para cargar y para la transferencia de datos. El atacante se encarga de manipular los pines destinados para la transferencia de datos en los puertos USB públicos destinados para la carga. De esta forma, son capaces tanto de instalarnos malwares e inhabilitarnos el dispositivo como de modificar, copiar y eliminar nuestros datos o contraseñas cuando conectamos nuestro teléfono a uno de estos puertos.

Un puerto USB 3.0 tiene los cuatro pines de recarga y transferencia de datos en la parte superior.
Un puerto USB 3.0 tiene los cuatro pines de recarga y transferencia de datos en la parte superior. Elecbee / Elaboración propia

De igual modo, hay cables ya conectados a los puertos USB que los ciberatacantes han cargado previamente con un malware que se encarga de infectar los dispositivos y dar vía libre a estos para que puedan acceder al sistema de nuestro aparato.

20 años de GTA III, el juego que cambió la saga para siempre
En 2021 se cumplen 20 años del lanzamiento de GTA III, el juego que cambió el rumbo de la saga de Grand Theft Auto. ¿Qué novedades introdujo?
Parece un capítulo de 'Mr. Robot', pero sucede en la realidad. Y esto no es todo, también existe un ataque muy similar que recibe el nombre de video jacking. Con un cargador USB son capaces de grabar y enviar grabaciones de video de nuestra pantalla.

Amenazas suficientes como para pensárnoslo dos veces antes de actuar a la desesperada cuando necesitemos batería en nuestro smartphone, tablet u ordenador portátil. No existen estadísticas sobre la frecuencia en la que se dan estos ataques, pero cada vez hay más espacios de carga públicos y es más difícil controlarlo por la gran libertad que tienen.

Aunque estés sin batería y sea una salvación aumentar el porcentaje de nuestro dispositivo, te recomendamos evitar utilizar los puestos públicos de carga o, al menos, tomar algunas de las precauciones que verás a continuación.

Usa como última opción los puestos de carga públicos para evitar poner en riesgo tu privacidad y dispositivo.
Usa como última opción los puestos de carga públicos para evitar poner en riesgo tu privacidad y dispositivo. Ayuntamiento de Madrid

¿Qué alternativas podemos tomar?

El objetivo es dar a conocer los riesgos que corremos cuando usamos espacios de carga públicos, pero ya dependerá de cada uno tomar la decisión de usarlos o no. En este apartado vamos a recomendar algunas de las alternativas que puedes tomar en el caso de que quieras cargar tu batería fuera de casa.

Usar una toma de corriente con nuestros propios cargadores y adaptadores

¿El coronavirus nos ha vuelto asociales?
Más de un año después del inicio de la pandemia, ¿nos hemos vuelto más asociales?

Una opción es llevar siempre contigo un cable para cargar tu teléfono y, a ser posible, también el adaptador. Tenemos que asegurarnos de conectarlos en lugares seguros y fuera de peligro, sin que esté expuesto. Puedes optar por enchufarlo en el trabajo o en el coche, pero ten cuidado incluso con conectar tu cable en un ordenador portátil de alguien conocido si quieres tener una inmunidad absoluta, pues el enemigo puede ser el aliado.

Si aun teniendo el cable no puedes cargarlo, piensa que siempre será mejor esperar y vivir por un tiempo desconectados a que nos roben nuestros datos.

Utiliza siempre tus propios cables y adaptadores para cargar en cualquier lugar.
Utiliza siempre tus propios cables y adaptadores para cargar en cualquier lugar. Envato Elements

Baterías portátiles

Sin duda, es la mejor alternativa. En el caso de que tengas una batería portátil que hayas comprado en una tienda (no de segunda mano) y te quedes muchas veces colgado, no lo dudes dos veces. Metiendo en un bolsillo tu propia batería portátil y el cable de carga de tu dispositivo, no tendrás ningún tipo de problema. Serás tu propio protector.

Una batería portátil propia siempre será la mejor opción para cargar tu teléfono.
Una batería portátil propia siempre será la mejor opción para cargar tu teléfono. Unsplash

Uso de bloqueadores USB

Los bloqueadores de USB o 'preservativo de USB', son unos pequeños adaptadores que tienen conexión USB-A macho y hembra que nos permiten bloquear cualquier posibilidad de transferencia de datos. Simplemente permiten la carga y podemos utilizarlos en espacios de carga públicos de forma más tranquila y evitando posibles problemas.

El
El 'preservativo de USB' nos permite bloquear las transferencias de datos y podemos usarlo en un cargador público. Amazon

Configura tu dispositivo para utilizar la opción 'Solo carga'

Si el SO de nuestro terminal es Android, y la única opción es usar un cable o puerto USB público, hay que asegurarse de tener activa la opción de usar USB solo para carga. A su vez, también es probable que al conectar nuestro teléfono nos aparezca un mensaje de si quieres confiar en ese dispositivo al que se ha conectado. En este caso, nunca le des a permitir.

Otra opción es configurar nuestro dispositivo de tal forma que el acceso a las aplicaciones requiera una contraseña, aunque sería un poco inservible si nos hacen video jacking.

La opción 'solo carga' nos protege de dispositivos externos que no son nuestros.
La opción "solo carga" nos protege de dispositivos externos que no son nuestros. Android

Con el desarrollo de la tecnología y la aparición de dispositivos con carga inalámbrica, es muy posible que en el futuro no nos encontremos con este tipo de amenazas, pero, por el momento, toca seguir tomando precauciones. Una llamada o una historia en Instagram pueden esperar.

Artículos recomendados