Samsung Galaxy S10: precio y características

Samsung

La galaxia vive una revolución: Samsung Galaxy S10 llega dispuesto a coronarse como el rey absoluto de la gama alta

Samsung, amenazada con perder el trono de los smartphones ante la gran competencia actual, se jugaba mucho con la presentación de la nueva familia Galaxy. El Samsung S10 es el ejemplo perfecto de los esfuerzos de la compañía surcoreana como mantenerse en lo alto de la cúspide. Lo ha conseguido.

Por Guillermo Galindo  |  21 Febrero 2019

La espera ha valido la pena. Samsung da un golpe en la mesa y aporta la renovación necesaria en la familia Galaxy con su nuevo S10. Queríamos riesgo, y la compañía surcoreana ha cumplido en un móvil atrevido y moderno, que se aleja del notch (¿para siempre?) y al que solo le falta el 5G, a la espera de una versión que incorporará esta nueva conexión a la red a lo largo del verano. Repasad con nosotros todo sobre el último gran estandarte de Samsung.

Una pantalla infinita con un sorprendente agujero (para bien)

El S10 no es el primer móvil que integra una pantalla agujereada. Ni siquiera es el primero de Samsung. Pero que lo haya integrado en su buque insignia, el S10, dice mucho de las intenciones de la marca para el presente y el futuro. Muchos (entre los que me incluyo) nos mostrábamos escépticos con el cambio. Las imágenes filtradas con el agujero en el margen superior derecho del frontal no habían sido demasiado alentadoras: parecía muy grande y algo tosco, más que el notch en forma de gota.

Afortunadamente, estábamos equivocados. La pantalla Infinity O visualmente queda perfecta, el agujero en la esquina da una menor sensación de ruptura que el notch y se adapta a la perfección. Sumado a los finísimos marcos, a unos bordes redondeados y a la drástica reducción de la barbilla inferior, los nuevos paneles Dynamic AMOLED de Samsung con certificación HDR10+ (los primeros en conseguir esa resolución) son los mejores del mercado. Y lo hace con una pantalla algo inferior a lo que estamos acostumbrados últimamente, con 'solo' 6,1 pulgadas. La de 6,4 se la deja al Samsung S10+. Todo ello en un cuerpo que combina cristal y metal. Además, el lector de huellas se integra en la pantalla a través de un sensor ultrasónico.

Potencia interna marca de la casa, y nunca mejor dicho

Ni Qualcomm ni Kirin. Samsung confía en un procesador propio para llevar las riendas del smartphone, el chip Exynos 9820, de 8 nanómetros y unidad de procesamiento neural, más conocido como NPU. El Exynos 9820 incorpora dos CPU de fabricación propia, dos núcleos Cortex A75 y cuatro A55, para obtener la máxima eficiencia estemos usando el móvil al máximo o permanezca en reposo.

Como decíamos, el procesador no incorpora 5G pero sí soporte para LTE a 2.0 Gbps, MIMO 4X4 y 256 QAM, herramientas más que suficientes para olvidarnos de este detalle. Le acompaña una RAM única de 8GB, con dos posibles versiones en función del almacenamiento: una de 128GB (ampliables hasta 512GB con tarjeta microSD) y otra de 512GB.

Google Maps ahora también es una red social
Google Maps ahora permite a los usuarios seguir la actividad de los Guías Locales, casi 'a modo de influencers', y se convierte en una red social.
La batería que soportará toda esa potencia será de 3.400 mAh, aunque en Samsung se muestran más que tranquilos con respecto a la autonomía de la batería, en gran parte gracias a la total trascendencia que tiene la inteligencia artificial en el desarrollo de la nueva familia Galaxy. La IA se encargará de optimizar la batería para que no haya problema alguno en este sentido, y también vigilará que la RAM, el procesador y cualquier parámetro del móvil funcione a la perfección. Este será su trabajo en la sombra, de lo que no nos daremos cuenta. En lo que sí podremos caer es que las apps que usemos con mayor frecuencia se abrirán primero y a mayor velocidad. ¿Magia? No. Inteligencia artificial.

Terminando con la batería, el S10 dispone de carga inalámbrica rápida, aunque lo más novedoso es el llamado Wireless PowerShare, con el que el Samsung Galaxy S10 se convierte en un cargador por sí mismo de otros productos con certificado Qi.

Y, al igual que en el Xiaomi Mi 9 presentado horas antes, el Galaxy S10 integra un botón para hablar con el altavoz inteligente que nos ayudará en todo lo que le pidamos. Aquí de nuevo Samsung incorpora su propio sistema, en este caso Bixby, el asistente virtual de la marca surcoreana que quiere competir con Alexa y Google Assistant.

En el aspecto fotográfico, el agujero de la pantalla nos deja una cámara frontal Dual Pixel de 10 megapíxeles y apertura f/1.9, mientras que en la parte trasera nos encontramos una triple cámara colocada de forma horizontal donde antes se integraba la huella dactilar y que a muchos no ha terminado de convencer del todo. No obstante, aunque no sea lo más bonito del diseño, no queda mal tampoco. Eso sí, ¿por qué se sigue dejando un hueco al medidor de ritmo cardíaco en pleno 2019?

La cámara principal integra también la tecnología Dual Pixel. Es de 12MP, con apertura variable f/1.5-2.4 y detalles como la estabilización óptica. Vendrá acompañada de un gran angular de 16 megapíxeles con apertura f/2.2 y de un teleobjetivo de 10 megapíxeles y apertura f/2.4. Podremos pasar de un modo a otro sin dificultad.

Aunque de primeras puede parecernos una cantidad algo corta de megapíxeles, más con las barbaridades que están saliendo ahora, imaginamos que la IA tendrá un papel diferencial a la hora de tomar las fotos y de mejorar la calidad de la misma. En lo que respecta al vídeo, la principal novedad es el modo Super Steady Shot, centrado también en pulir la estabilización de la cámara.

Disponibilidad y precio

'For and From', el outlet de Inditex: todo lo que necesitas saber
El outlet de 'For and From' de Temple es uno de los secretos mejor guardados de Inditex... hasta hoy. Os contamos dónde está y qué productos tiene.
No se han cortado los de Samsung a la hora de fabricar diferentes modelos de colores en el S10. Prisma blanco, prisma negro, prisma azul, prisma verde, rosa flamenco y amarillo canario son las opciones que hay. Casi nada.

El Samsung S10 sale a la venta el 8 de marzo a un precio de 909 euros en su versión estándar, la de 8GB de RAM y 128GB de almacenamiento. No obstante, en su web se puede reservar ya, obteniendo los Samsung Buds de regalo.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla: Pantalla curva Dynamic AMOLED de 6,1 pulgadas
  • Resolución: WQHD+ 19:9
  • Cámaras traseras: Dual Pixel 12MP f/1.5-2.4 + 16MP f/2.2 (Ultra gran angular) + 12MP f/2.4 (teleobjetivo)
  • Cámara frontal: Dual Pixel 10MP f/1.9
  • Procesador: Exynos 9820 de ocho núcleos y 8 nanómetros
  • Memoria: 8GB RAM
  • Almacenamiento: 128GB (ampliables con tarjeta microSD a 512GB) / 512GB
  • Sistema Operativo: Android 9.0 Pie + One UI
  • Batería: 3.400 mAh
  • Precio: 909 euros

Y en verano... sorpresa en forma de 5G

2019 va a ser el año del 5G, aunque no todos los móviles, especialmente los que se presenten en el primer semestre del año, van a poder incluir la conectividad del futuro. Es el caso de la familia S10, que incluye LTE pero no 5G, como ya hemos comentado anteriormente. Sin embargo, Samsung nos tenía reservada una sorpresa al respecto. El 5G llegará al S10 a principios de verano de 2019 en un impresionante móvil, tanto por tamaño como por prestaciones.

El Samsung Galaxy S10 5G presenta una pantalla de 6,7 pulgadas. Para hacernos una idea, el Galaxy Fold en formato tablet tiene 7,3. Es decir, que es difícil hacer un móvil más grande. A más pantalla, más agujeros y más cámaras frontales. En este caso tres, ni más ni menos. Sumada a las cuatro cámaras traseras nos da un móvil con siete cámaras en total. Una de las traseras será hQVGA, utilizada como sensor de profundidad 3D y realidad aumentada.

El objetivo es integrar una de las herramientas más esperadas, el Time of Flight (Tiempo de vuelo) o TOF, la lectura de profundidad basada en la luz infrarroja, con la que la cámara puede medir la profundidad exacta del objetivo y componer la escena en tres dimensiones al detalle, una innovación de la que hablaremos largo y tendido a lo largo de 2019 y que pretende revolucionar el mundo de la fotografía en los smartphones.

Como todo crece en este dispositivo, también lo hace su batería, de 4.500 mAh. Donde se queda estancado es en la memoria, con una opción única de RAM de 8GB, que no está mal, y de almacenamiento de 256GB, que no estaría del todo mal si hubiera tarjeta microSD para poder ampliar. Pero extrañamente no la hay, así que quizás se han quedado algo cortos aquí.

El Samsung S10 5G llegará en verano de 2019 a un precio todavía desconocido, pero que es probable que se encuentre cercano al del Galaxy Fold, más cerca de los 2.000 euros que de los 1.000. Todo sea por el 5G.

Artículos recomendados