18 años de The Simpsons: Hit & Run, el juego que marcó a una generación 18 años de The Simpsons: Hit & Run, el juego que marcó a una generación

The Simpsons: Hit & Run se hace mayor de edad: el juego que marcó a una generación cumple 18 años

The Simpsons: Hit & Run cumple la mayoría de edad, y hemos querido dedicarle un homenaje al mejor videojuego de 'Los Simpson' jamás creado.

Por Guille Galindo  |  17 Septiembre 2021

Antes de nada, ved este vídeo.

Corría el año 2003. Todavía sin YouTube y sin la repercusión necesaria como para crear un evento propio, la distribuidora Vivendi Universal Games hace entrega a los medios especializados de un VHS. En él se encuentran las imágenes arriba vistas: el primer tráiler de The Simpsons: Hit & Run, el primer minuto y medio de un videojuego histórico. Ahora, cuando se cumplen dieciocho años de su lanzamiento en PS2, GameCube, Xbox y PC, es hora de rendir homenaje al mejor homenaje de la serie. Porque 'Los Simpson' son sus primeras diez temporadas y Hit & Run.

De Crazy Taxi a GTA III: cómo surgió The Simpsons: Hit & Run

Para entender Hit & Run, hay que retroceder hasta Road Rage. Tras el éxito sin precedentes de 'Los Simpson' desde su estreno en 1987, en la década de los 90 se lanzaron decenas de videojuegos de la familia más popular. El más conocido fue The Simpsons Arcade Game, creado por Konami en 1991 y por el que había interminables colas por jugar en los salones recreativos.

No obstante, no fue hasta los primeros años del nuevo milenio, precisamente cuando empezaba a aflorar la decadencia crónica de la serie, cuando se crearon los mejores juegos de 'Los Simpson'. Los culpables, Radical Entertainment, un estudio canadiense que había nacido, casualidad o destino, el año en que se lanzó The Simpsons Arcade Game.

Tras unos años colaborando con Nintendo en juegos de segundo nivel de Super Mario, y con SEGA en unos videojuegos de fútbol bajo el sobrenombre de Pelé, Radical Entertainment aprovechó el lanzamiento de PlayStation para enfocarse en los títulos del nuevo gigante del entretenimiento y alinearse con otras distribuidoras. Para 1999, ya tenía acuerdos con Electronic Arts y Fox Interactive, sus dos compañeros de baile en The Simpsons: Road Rage, lanzado en noviembre de 2001.

Como veríamos más adelante con Hit & Run, el Road Rage de Radical Entertainment no era más que una copia del título de moda de la época, en este caso Crazy Taxi. Convertido en uno de los últimos fenómenos globales del arcade allá por 1999, a Crazy Taxi le fue igual de bien en la desaparecida Dreamcast en el 2000, y en PS2 y GameCube en 2001. Aprovechando su tirón, su alocada conducción y su relativo mundo abierto, hubo decenas de encargos para hacer títulos parecidos y aprovechar el tirón. Uno de los que más triunfaron, por supuesto, era el que nos permitía conducir con Homer, Bart, Marge y Lisa y el abuelo, entre otros.

Aunque contaba con coches y localizaciones de la serie, y las voces eran las del reparto original, The Simpsons: Road Rage era un evidente calco del juego de SEGA, lo que incluso llevó a la compañía japonesa a demandar en 2003 a Radical Entertainment y Electronic Arts. Por suerte para Radical, para Hit & Run y para nosotros, se llegó a un acuerdo previo, y pudo salir adelante el proyecto que los canadienses tenían entre manos.

Para entonces, los intereses y los modelos ya habían cambiado. El punto de inflexión, el lanzamiento de GTA III en 2001, la continuación de la saga de acción violenta que supuso un antes y un después en la historia de los videojuegos. Sobre las novedades que introdujo GTA III ya hablamos en su momento, pero es evidente que desarrollar un mundo abierto tan profundo causó conmoción, y sirvió para darnos cuenta del verdadero potencial que podían llegar a tener los videojuegos.

Mientras todos dejaban Crazy Taxi para echarle horas y horas a la creación de Rockstar, Fox Interactive había dado luz verde a un segundo juego de 'Los Simpson' desarrollado por Radical Entertainment, con la idea de mejorar Road Rage. El problema es que su situación era crítica, y no tenían dinero como para llevar el proyecto a cabo en solitario, así que confiaron en que Electronic Arts se volviera a unir a la aventura, como sucedió con Road Rage. Para sorpresa de todos, EA no se apunta al plan, porque dice que está muy liada, que le pilla mal y que "a ver si otro día nos vemos". Por si fuera poco, Fox Interactive, la división de videojuegos de Fox creada en 1994, confirmó su hundimiento al ser vendida a un holding llamado Vivendi Universal Games.

La segunda parte se tambaleaba, pero Vivendi Universal Games, nada más hacerse con Fox Interactive, reiteró su confianza en el juego, otorgándole a Radical Entertainment tres pilares fundamentales para triunfar: estabilidad, tiempo y dinero. Venidísimos arriba al haberlo visto perdido, en Radical desecharon la idea simplista de actualizar Road Rage y se pusieron manos a la obra con un juego mucho más completo y que bebiera de la nueva influencia de GTA III: nacía The Simpsons: Hit & Run.

La adrenalina de GTA y un cuidado al detalle de Springfield, un combo perfecto

El 16 de septiembre de 2003, The Simpsons: Hit & Run salió a la venta para PlayStation 2, Xbox y GameCube. Dos meses después, lo haría en PC. Vendió más de tres millones de copias, cosechó miles de críticas positivas por parte de los expertos (en Metacritic tiene una puntuación de 82/100) y se convirtió no solo en uno de los mejores juegos de su generación, sino en un título atemporal que hoy en día se recuerda con cariño.

Aunque la temática 'Drive' era más importante en Hit & Run que en GTA III, el juego de Radical Entertainment estaba claramente basado en el de Rockstar. El mundo abierto, el radar, la jugabilidad, el nivel de búsqueda... Incluso había guiños en Hit & Run hacia la saga original, como la misión en la que debes confiscar copias de un videojuego violento que está corrompiendo a la juventud de Springfield, como se decía por aquel entonces en EEUU de los GTA.

Radar, nivel de búsqueda, mundo abierto... Hit & Run tenía todo lo que hace especial a GTA Radar, nivel de búsqueda, mundo abierto... Hit & Run tenía todo lo que hace especial a GTA, imagen de sustitución
Radar, nivel de búsqueda, mundo abierto... Hit & Run tenía todo lo que hace especial a GTA Vivendi Universal Games

La esencia era la misma, solo que sin tiroteos, prostitución ni drogas. Aun así, su paralelismo era tan próximo, que los fans de GTA calmaron la ausencia de novedades desde Vice City (2002) a San Andreas (2004) —qué tiempos aquellos en los que solo transcurrían dos años entre un juego y otro— comprando masivamente Hit & Run. Algo harían bien en Radical.

Vale, ya tenemos a los fans de GTA en el bolsillo. Ahora solo necesitamos a la comunidad de 'Los Simpson'. No hace falta ser detective para descubrir el secreto aquí, solo basta con jugar. Hit & Run es un videojuego hecho por amantes de la serie para amantes de la serie. Solo así se explica la recreación exacta de una ciudad tan difícilmente recreable como Springfield, en donde la propia serie ha ido variando la ubicación de determinados edificios a lo largo de las temporadas.

Con la ayuda del mismísimo Matt Groening, se realizó un mapeado perfecto de Springfield, con todos los lugares icónicos de la serie, incluidos algunos que aparecen en un solo capítulo, como el casino del señor Burns. El nivel de detalle se ve también en otros elementos, como los easter eggs, los vehículos o las skins disponibles. Desde gags ocultos como Jasper congelado en El Badulaque, a coches como Cañonero o el despropósito con el que Homer arruina a su hermano Herb, pasando por skins como el disfraz de 'Floreda' de Lisa o el de los Canteros, todo está disponible en Hit & Run. Al igual que es capaz de divertirnos tanto como el GTA sin matar a nadie, Hit & Run es capaz de sumergirnos en un recopilatorio de las primeras temporadas de 'Los Simpson' sin necesidad de abrir Disney+.

Homer con su vestido King Size es solo uno de los guiños de Hit & Run a capítulos icónicos de la serie. Homer con su vestido King Size es solo uno de los guiños de Hit & Run a capítulos icónicos de la serie., imagen de sustitución
Homer con su vestido King Size es solo uno de los guiños de Hit & Run a capítulos icónicos de la serie. Vivendi Universal Games

El sueño irreal del remaster que aumenta su leyenda

Curiosidades del destino, Hit & Run supuso el punto álgido de Radical Entertainment y Vivendi Universal Games, pero también el principio del fin de ambas compañías. Al margen de errores propios y crisis económicas, uno de los causantes del derrumbe fue la tercera pata de la mesa de Road Rage: Electronic Arts.

Anteriormente comentamos que EA había rechazado participar en lo que por aquel entonces todavía era un Road Rage 2. Podéis imaginaros que no sentó demasiado bien el hecho de que Hit & Run triunfara de aquella manera, por lo que Electronic Arts se guardó las espaldas y puso una millonada para hacerse con los derechos y licencias del próximo juego de 'Los Simpson', que se encargó de desarrollar y distribuir en solitario, sin contar con sus antiguos compañeros. El resultado, un The Simpsons: Game que prácticamente dobló en ventas a Hit & Run, pero sin la admiración general del anterior. Tal fue la fría acogida que EA no volvió a embarcarse en un proyecto de esta envergadura con la familia Simpson, centrándose en los móviles y en el adictivo (y desesperante) The Simpsons: Tapped Out, traducido en español como Los Simpson: Springfield.

Peor le fue a Radical Entertainment y a Vivendi Games desde que EA les dejó sin el chollo de un Hit & Run 2. Tras el éxito de la primera parte, Vivendi compró Radical Entertainment, y ambas formaron a pasar parte de Activision en 2008. En 2012, el fracaso comercial de Prototype 2 hundió Radical, mientras Vivendi salió del capital de Activision en 2016.

A pesar de años y años con rumores sobre un posible regreso por todo lo alto, y de que incluso el co-showrunner de 'Los Simpson', Matt Selman, se haya mostrado encantado con esa posibilidad, las opciones de un remaster o un remake de Hit & Run son mínimas. En primer lugar, porque los derechos de cualquier videojuego de la familia amarilla pertenecen actualmente a EA, que no guarda buen recuerdo del título con el que pudo haber ganado millones de dólares y no lo hizo. Y en segundo lugar, porque ni Vivendi Games ni Radical Entertainment están en activo, por lo que habría que esperar a que fuera Activision la que decidiera embarcarse en esta aventura.

Siempre nos quedarán los mods de PC, gracias a los cuales el juego continúa vivo y con constantes mejoras. Pero, por lo demás, solo un milagro nos devolvería Hit & Run dieciocho años después. Otra forma más de agrandar su leyenda.

Artículos recomendados