Conflicto Huawei vs Google: ¿qué va a pasar realmente con tu Huawei?

Shutterstock

¿En qué afecta a tu Huawei todo el conflicto con Google?

¿Desaparecerá Android de Huawei? Si se queda, ¿en qué condiciones lo hará? ¿Qué va a hacer Huawei? Despejamos todas las dudas que los usuarios de Huawei tienen tras leer la noticia del veto de Google (o mejor dicho, de EEUU) a la empresa china.

Por Guillermo Galindo  |  20 Mayo 2019

Los expertos ya lo avisaron: la red 5G podría ser el causante de una nueva guerra fría, esta vez entre Estados Unidos y China. La excusa ha sido Huawei, centro de todas las miradas en 2019 y el principal enemigo de Donald Trump en los últimos tiempos. Acusada de espionaje, EEUU inició a principios de año una persecución contra una de las empresas tecnológicas más fuertes del mundo (es el mayor vendedor de smartphones en España), que culminó con la inclusión de Huawei en su blacklist (lista negra).

¿Qué significa esto? Que ninguna de las empresas estadounidenses puede ahora hacer negocios con la firma china. Y esto incluye, claro, a Google. Por tanto, la exclusiva de Reuters de que Google dejará de cooperar con Huawei sería más bien "Trump fuerza a Google a dejar de negociar con Huawei". Sea como fuere, el varapalo es duro, y las consecuencias reales una incógnita. Pero, en lo que a nosotros respecta, el usuario medio con un Huawei, ¿en qué nos afecta todo esto?

¿Qué pasará con Android en Huawei? He aquí la gran pregunta del año.
¿Qué pasará con Android en Huawei? He aquí la gran pregunta del año. Shutterstock

Adiós a Google Play y a Gmail, pero no a Android

Todavía se desconoce cuándo tendrá lugar la desconexión de Google con Huawei, si es que finalmente se produce y no se llega a un acuerdo antes. En caso de que no haya marcha atrás y Google corte con la marca de smartphones, Android como tal no desaparecería de los móviles Huawei, más que nada porque eso es imposible, al tratarse de un sistema de código abierto al que todos tienen acceso. Incluso sus actualizaciones, al contrario de lo que se está comentando, serían muy difíciles de vetar. Por tanto, Android Q sí podría llegar a Huawei.

En qué condiciones es otro tema. Porque Huawei perdería el apoyo técnico de Google y la colaboración de la empresa estadounidense en sus servicios. Eso es importante, pero todavía lo es más quedarse sin las aplicaciones propias de Google, como Gmail o Google Play Store. Porque, ¿de dónde podremos descargarnos las aplicaciones si seguimos con un Android sin Play Store? Buena pregunta.

La respuesta pasa por China. En el país asiático Huawei ya opera sin servicios de Google, ya que el gobierno chino los tiene bloqueados con el Great Firewall, el Gran Cortafuegos. La clave sería repetir el sistema en Europa, aunque las dificultades aquí serían mayores.

La solución, un software propio

MacBook Pro de 16 pulgadas: características y precio
Todas las características del nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas, que promete ser el rey de la gama alta de portátiles.
Entrar en la lista negra de Estados Unidos es algo que Huawei ya se podía esperar, y por eso llevan trabajando tiempo en su propio sistema operativo. El problema es que, como ya han señalado varios medios, la cantidad de aplicaciones de terceros que integraría sería mucho menor que la que alberga el todopoderoso Google Play Store. Recordemos que Android es el sistema operativo del 75% de los smartphones de todo el mundo, hacerse un hueco en este duopolio (iOS de Apple es el otro gran nombre) es más que complicado, y si no que se lo digan a Windows Phone y al descalabro de los Nokia. ¿Puede Huawei tener una decadencia similar a la que sufrió la compañía finesa? Si consigue en el plazo que le dé Google perfilar un software a la altura, podría frenar la sangría. ¿Podría aun así perder aplicaciones estadounidenses fundamentales como Instagram o WhatsApp? Con tan poca información, es complicado asegurar nada.

Intel y Qualcomm también han informado que dejarán de colaborar con Huawei, aunque en el caso del procesador tienen el salvavidas de la empresa japonesa Kirin, el chip que encontramos en los principales dispositivos de la compañía, por lo que esto debería preocuparles algo menos. A pesar de ello, no deja de ser un quebradero de cabeza más de los muchos a los que Huawei tiene que hacer frente. Si supera este escollo, será imparable. Pero salir indemne de la batalla contra el Tío Sam (o el Tío Trump) es casi una cuestión de fe. Veremos.

Artículos recomendados