La red 5G, la tecnología que va a cambiar el mundo

Shutterstock

La realidad y la ficción que rodea a la nueva red 5G, una tecnología que controlará el mundo y lo transformará desde sus cimientos

La llegada de la nueva red 5G tiene a todo el mundo en vilo. El avance tecnológico ha conseguido desarrollar un tipo de conexión que pueda crear ciudades inteligentes, lo que ha provocado una batalla internacional entre China y EEUU por controlar la implantación de esta nueva tecnología. Los gobiernos son conscientes de que controlar la red 5G significa controlar el mundo. Te explicamos todo lo que debes saber sobre esta innovación.

Por Víctor Manuel Gil  |  05 Marzo 2019

Tras la celebración del Mobile World Congress de Barcelona en 2019, nos hemos percatado de que, lejos de las pantallas plegables o de los móviles con muchas cámaras, la principal y más importante carrera tecnológica que estamos viviendo es por la red 5G. Esta nueva conexión nos hará volar de velocidad, pero también inaugurará una nueva etapa mundial que bien puede hacer temblar los cimientos del sistema internacional. Como tratamos un concepto vestido de innovación y mejoría notable en la vida diaria de occidente, es mejor fomentar el espíritu crítico para conocer la realidad que esconde la nueva red 5G. Pero, ¡cuidado! Las teorías conspiracionistas acechan siempre que se avecina un gran cambio tecnológico.

Del 1G al 5G: la nueva historia de la humanidad

Gran verdad es que el descubrimiento del uso de ondas electromagnéticas es un descubrimiento que está a la altura de la rueda, el fuego o la agricultura, ya que transformó la humanidad en todos los ámbitos. Comprender la historia de las redes G, es comprender la evolución del ser humano, y sobre todo significa ser consciente del meteórico avance de nuestras sociedades en las ultimas décadas.

La red 1G fue diseñada para dar cabida a los primeros teléfonos móviles. Aquellos aparatos prehistóricos, enormes, con larguísimas antenas y notables dificultades de cobertura no necesitaban mucha más capacidad de red para funcionar, solo necesitaban una red que soportara llamadas cortas en la mayoría de las ocasiones.

La llegada de la red 2G acompañaba a la segunda generación de teléfonos móviles. Estos comenzaron a tener mas prestaciones, los diseños eran más livianos y, como punto de inflexión, se podían enviar mensajes de texto. De esta forma era necesario aplicar una nueva red que permitiera dar uso a todas estas nuevas posibilidades.

La evolución de los terminales ha llevado consigo la evolución de las siguientes redes
La evolución de los terminales ha llevado consigo la evolución de las siguientes redes Shutterstock

La esperada red 3G nace con la llegada de la tercera generación de móviles. Esta vez se diseñaron pantallas más grandes, por primera vez táctiles, las prestaciones de los móviles eran cada vez mayores. De la misma forma, era necesaria más capacidad de red para poder empezar a hacer videollamadas, por ejemplo. Su ultima etapa coincidió con los primeros años de los smartphones.

Qué significa el certificado de resistencia IP
¿Qué significa el certificado IP de resistencia para los smartphones? La primera cifra hace referencia a la resistencia al polvo, la segunda a la resistencia al agua.
La red 4G tiene unos escasos 13 años de edad, si nos fijamos en las primeras investigaciones. Pero lo cierto es que la aplicación tangible llegó a Europa sobre el año 2014. Con ella no solo alcanzamos la velocidad de datos más rápida conocida hasta la fecha. Su principal función era alimentar de internet a los smartphones mediante actividades como la descarga de videos, chat de texto (prácticamente audiovisuales), disfrute constante de las redes sociales, juegos online... Los últimos datos arrojados en 2018 señalan que la expansión de esta red en España ha llegado al 84%.

La red 5G cambiará para siempre la manera de entender el mundo. Esto es porque formará el internet de las cosas, un mundo donde no solo los móviles se beneficiarán de ella, sino que serán todos y cada uno de aquellos nuevos dispositivos tecnológicos de la última generación: pulseras smartfit, smartwatch, sistemas de audio... Pero no solo se queda ahí, sino que también servirá para controlar electrodomésticos, sistemas inteligentes del hogar, medios de transporte, sistemas de regadío, fábricas... En lineas generales, quien controle esta red, controlará el mundo.

¿Cómo funciona la conexión 5G?

La principal innovación de esta red tiene que ver con su ancho de banda, es decir, con la velocidad de transmisión de datos. Gracias al aumento en la velocidad de transmisión, se pueden implementar muchas más acciones y mejoras. Los dos principales beneficios son la mayor velocidad y la menor latencia. Esto significa que la conexión es muy rápida en todos los sentidos y que el tiempo de respuesta entre un dispositivo y otro será mucho más corto.

Para comprender mejor la diferencia entre 4G y 5G solo hay que fijarse en la velocidad de descarga: Con la red 4G, la velocidad de bajada era de 75 Mbps, sin embargo, con la red 5G se espera que la velocidad máxima sea de 10Gbps, lo que supone descargar una película en formato HD en un segundo. En cuanto a la latencia, el tiempo de respuesta se reducirá a menos de un milisegundo.

Esta red creará ciudades inteligentes, urbes en las que todo estará controlado y conectado de forma eficiente. Esto puede ayudar a conseguir ciudades mejor organizadas y que puedan reaccionar mejor de forma colectiva a los problemas que puedan sobrevenir. Y hablamos de organización a todos los niveles, las máquinas hablarán entre ellas y podrán compaginarse para mantener el orden y la eficiencia. Por ejemplo: los coches se dirigirán solos y no chocarán entre ellos, porque recibirán información constantemente sobre la situación de todo lo que le rodea.

Una ciudad inteligente sería más eficiente, funcional y cómoda para vivir
Una ciudad inteligente sería más eficiente, funcional y cómoda para vivir Shutterstock

Conceptos para comprenderlo mejor

Estos cinco conceptos son fundamentales para comprender el funcionamiento, evolución y características de la nueva red 5G. Recuérdalos bien porque se hablará mucho de ellos.

  • Ondas milimétricas: son la base de todo este entramado tecnológico. Las actuales se emiten en una frecuencia menor a 6GHz. Esta frecuencia comienza a estar sobrecargada por miles de millones de dispositivos, la inmensa mayoría de ellos emiten en este frecuencia. De esta forma, los investigadores decidieron utilizar otra para desarrollar el 5G. En este caso las ondas recorren la frecuencia de 75GHz, algo que remarca dos puntos negativos que más adelante exponemos.
  • Redes de celdas pequeñas: que dentro de poco plagarán nuestras calles para poder aplicar la nueva red al país.
  • Massive MIMO: que traducido directamente es entrada múltiple y salida múltiple (MIMO). Más puertos dentro de las propias antenas que aumentan la capacidad de las redes. Aun así este sistema tiene una contra, que las antenas actuales transmiten información en todas direcciones y al mismo tiempo, lo cual provoca interferencias con otras señales.
  • Beamforming: sistema de señalización de tráfico del datos para solucionar las deficiencias de Massie MIMO. La estación manda con precisión la cobertura hacia los dispositivos. Asegura el flujo de datos coherente aprovechando los edificios de la ciudad.
  • Full duplex: una solución para que el tráfico en las frecuencias pueda enviar y recibir datos organizados. Ya que en la misma frecuencia no se pueden enviar y recibir datos al mismo tiempo.
Ejemplo de distribución de antenas para distribuir la señal 5G entre los edificios
Ejemplo de distribución de antenas para distribuir la señal 5G entre los edificios Shutterstock

No todo lo que brilla es oro

El primer aspecto negativo de esta nueva red es su incapacidad de cruzar muros y objetos más o menos robustos. Al viajar en ondas de muy alta frecuencia va a tener complicado traspasar ciertos obstáculos, como pueden ser simples puertas o humildes paredes. De esta forma, va a ser necesario instalar transmisores y repetidores a lo largo y ancho de todas las ciudades. Esa 'red de celdas pequeñas' se edificará, según rumores, en lo alto de las farolas, en los edificios o incluso en las copas de los árboles. Lo que sí es seguro es que plagarán las calles para facilitar la conexión 5G a toda la ciudad, hecho que supone un gran gasto de dinero y esfuerzo. Según Barclays, aseguradora internacional, Estados Unidos tendrá que desembolsar más de 300.000 millones de dólares para conseguir la aplicación de la nueva red de forma total.

Tristemente, y de la misma forma que sucedió con la red 4G, los dispositivos antiguos no serán compatibles, siendo los nuevos mucho más caros. Además, veremos cómo aumenta el tamaño de los dispositivos, ya que los procesadores adaptables a la red 5G serán, aparte de 200 o 300 euros más caros, más grandes que los actuales. Por supuesto que los terminales consumirán más energía, utilizarán más RAM y serán sometidos a mucho más trabajo con esta nueva red.

Por si fuera poco, supone una revolución interna en cada país. Con la llegada del 5G se deberá regularizar aún más las leyes de protección de datos, también habrá que conformar una normativa para los coches y el transporte privado, y se desarrollarían estudios para saber cómo debe utilizarse la red en los diferentes sectores. Se supone que después de tanto esfuerzo, todo serán beneficios, pero hasta que llegue ese momento de total aplicación, habrá mucho trabajo que hacer.

El precio a pagar para utilizar la red 5G en todo el terreno será alto
El precio a pagar para utilizar la red 5G en todo el terreno será alto Shutterstock

La teoría 'conspiracionista' de la que todos hablan

Según fuentes de dudosa reputación, el Doctor Ben Ishai, del Departamento de Física de la universidad Hebrea de Israel, afirmó que la piel de los seres humanos es una enorme antena para las ondas de larga frecuencia del 5G. Según este doctor, la forma de espiral que muestran los poros sudoríparos en su interior hacen las veces de antenas para el 5G. Yute Feldman, otro doctor de la misma universidad también corrobora esta investigación.

Conforme a las conspiraciones, las ondas de las armas no letales de microondas utilizadas por EEUU, Rusia o China también se emiten en la misma frecuencia: 75GHz. Si está conspiración fuese cierta, cualquier ataque producido por esta arma provocaría el apagón total de todos los dispositivos asociados a una red 5G, ya que se propaga en la misma frecuencia. De la misma forma, los agoreros se preguntan cómo una red que se emite en la misma frecuencia no va ser perjudicial para la salud.

Todo apunta a que esta teoría es demasiado descabellada. Para refutar estos augurios debemos diferenciar entre potencia y frecuencia. Por ejemplo: la frecuencia de la luz es altísima, se considera radiación electromagnética, pero no por ello una simple bombilla quema la piel. Sin embargo si a esa luz le aumentamos la potencia, el resultado sería distinto, como en el caso del Sol, que sí quema cuando está en lo más alto.

Espectro electromagnético con ejemplos para comprender mejor la peligrosidad de la red 5G
Espectro electromagnético con ejemplos para comprender mejor la peligrosidad de la red 5G Shutterstock

La carrera por el 5G es la carrera espacial de nuestro tiempo

Si por alguna razón los gobiernos que controlan el mundo deciden encabezar la innovación de la red 5G, no es para utilizar las armas no letales contra la población, sino para controlar a la misma mediante el manejo de datos. Además, si una tecnología va a dirigir las grandes ciudades del mundo como si de un videojuego se tratara, esa tecnología tendrá que ser nacional (sea del país que sea). No nos imaginamos a Moscú cediendo el control de la capital a una empresa norteamericana o viceversa. Por esta razón misma, Huawei está viendo cómo Estados Unidos desarrolla un boicot casi ilegal contra su marca. China va a la cabeza en el desarrollo de la nueva red 5G y el país de las barras y las estrellas no puede permitirlo.

Quien controle la red 5G, controlará el mundo. Esta es la principal conclusión.
Quien controle la red 5G, controlará el mundo. Esta es la principal conclusión. Shutterstock

Ahora solo queda esperar para ver cómo el 5G cambiará nuestro mundo y conocer quién será su nuevo dueño.

Artículos recomendados