Nokia se hunde en bolsa y deja un futuro incierto

Shutterstock

Nokia se hunde en bolsa y deja un futuro incierto: ¿qué pasará con la compañía?

La empresa finlandesa realiza una previsión a la baja sobre los beneficios futuros debido a la competencia de mercado y la llegada del 5G, y se desploma en bolsa. ¿Conseguirá recuperarse?

Por Guillermo Galindo  |  24 Octubre 2019

Justo cuando creíamos que Nokia volvía a despegar, que sus móviles volvían a causar sensación o que incluso, en una buena jugada, tiraba de remasterización de clásicos para hacernos recordar aquellos tiempos en los que los finlandeses dominaban el mundo de la tecnología móvil. Justo en este momento, Nokia se ha hundido en bolsa, con un desplome superior al 20%, su mayor caída desde 2001.

¿Qué factores explican esta debacle? No es que no se vendan sus productos, eso conviene aclararlo. De hecho, la facturación entre enero y septiembre de 2019 es un 4,5% mayor con respecto a 2018. Sin embargo, un movimiento inesperado de la compañía finesa ha terminado de golpe con ese ligero optimismo que podía haber al menos de puertas para afuera: el anuncio de un 'profit warning'.

Para los menos puestos en economía, un 'profit warning' significa que la empresa en cuestión realiza una previsión a la baja sobre sus beneficios futuros. En este caso, el 'profit warning' de Nokia no solo está enfocado en el último trimestre de 2019, sino en todo el curso de 2020. Y este 'profit warning' supone la eliminación de los dividendos y el consiguiente escepticismo de la bolsa. Las consecuencias no se han hecho esperar.

¿Qué pasará con Nokia?
¿Qué pasará con Nokia? Shutterstock

La competencia, ahora aumentada con el 5G, fundamental en esta decisión

Ahora bien, mostrado el problema, es necesario cuestionarse el porqué, qué les ha llevado a este punto. La respuesta la ha dado la propia empresa, por lo que no hay que indagar mucho: "la intensidad de la competencia ha aumentado".

Lo hemos dicho con cada nueva presentación, fuera de la marca que fuera. El mercado ha llegado a un punto de sobreexplotación que obliga a optar por dos vías: la de crear lo mejor al mínimo precio posible, o la de buscar como sea la excelencia. En ambos casos, el nivel de desarrollo y financiación requeridos son muy altos. Y aquellos que no alcanzan un lugar privilegiado en ninguna de las dos facetas, pueden sufrir bastante, como le está sucediendo a Nokia.

Google Maps ahora también es una red social
Google Maps ahora permite a los usuarios seguir la actividad de los Guías Locales, casi 'a modo de influencers', y se convierte en una red social.
Por si fuera poco, ahora se suma un nuevo elemento a bordo, un elemento que lo cambiará todo en los próximos años: el 5G. La llegada de la nueva red es el otro gran motivo que ha llevado a Nokia al 'profit warning', hipotecar sus beneficios en un futuro cercano y empezar de cero una vez más.

En Nokia son conscientes de lo que supondrá el 5G en un futuro, y de que la batalla tecnológica va a ser todavía mayor con esta red. Conviene minimizar gastos y pérdidas para impulsar la inversión en un negocio que se antoja fundamental de cara a la próxima década, y así librar la batalla como es debido.

El 'profit warning' que ha desatado el caos y la pesadumbre en Nokia no es, por tanto, fruto de la casualidad. A veces conviene dar un paso para atrás para dar dos hacia delante. ¿Será el caso de Nokia, o le será imposible recuperar el terreno perdido y el descalabro en bolsa? Qué lejos quedan aquellos tiempos de éxitos rotundos para la compañía...

Artículos recomendados