Análisis Samsung Galaxy A50: review y características

MENzig Tech

Análisis Samsung Galaxy A50: la gama media de Samsung se consolida como una de las mejores del mercado

Samsung ha dado pasos de gigante en lo que respecta a la gama media en apenas un año. El Samsung Galaxy A50 es el ejemplo perfecto. Con una relación calidad-precio envidiable, se convertirá sin duda en una opción muy a tener en cuenta por el público medio.

Por Guillermo Galindo  |  07 Agosto 2019

La gama media de Samsung era una de las asignaturas pendientes de la multinacional que más smartphones vende del mundo. La compañía coreana ya había demostrado que, a la hora de crear móviles premium, pocas como ella. Eso sí, a la hora de presentar productos con una buena relación calidad-precio, no daban con la tecla, perdiendo así potenciales clientes en favor de Xiaomi o Huawei.

Samsung reaccionó tarde, pero lo hizo, y con las series M y A ha logrado ya no solo frenar la sangría, sino convertirse en un duro oponente en la gama media y recuperar territorio perdido. Con smartphones como el Galaxy A50, que hemos podido probar estos días, no nos extraña que lo haya hecho. Vamos a analizarlo paso a paso. Si con dos párrafos de introducción ha sido suficiente para interesarte por él, aquí lo tienes por menos de 280 euros.

Un diseño práctico pero efectivo

A primera vista, el Samsung Galaxy A50 se adapta a la perfección al estilo actual. Su diseño no es sorprendente, pero tampoco necesita serlo para lucir bien. Hemos probado la versión azul y la luz se refleja en su cuerpo de plástico, pero no nos ciega ni resulta incómodo. Precisamente del cuerpo vamos a hablar a continuación. Como decimos, el acabo es plástico, pero la apariencia de cristal que Samsung le ha querido dar funciona a la perfección, aunque con inconvenientes como la facilidad a la hora de atrapar huellas.

Si eso no nos molesta demasiado, no tendremos mucha más queja al respecto. El dispositivo se puede agarrar con facilidad y no es resbaladizo, y, aunque su protección ante el agua es prácticamente nula, no parece que fuera a sufrir demasiado ante una inoportuna caída (aunque no hemos querido comprobarlo por si acaso). Además, pesa bastante poco (166 gramos), y eso que integra una potente batería de 4.000 mAh.

En cuanto a la conectividad, el USB-C viene acompañado del jack para auriculares, un punto a favor para muchos. El Galaxy A50 incorpora la opción de Radio FM tan denostada en las últimas generaciones de smartphone, así que, para los más puristas, la combinación Radio+jack de 3.5mm es una gran noticia.

La pantalla, lo mejor del Galaxy A50

PlayStation 5: novedades y fecha de lanzamiento
Tecnología háptica, gatillos adaptables y la fecha de lanzamiento, entre las principales novedades de PlayStation 5 anunciadas por Sony.
En lo que respecta a la pantalla, lo primero en lo que nos fijamos es en la reducción de sus marcos y en el notch en forma de gota, una constante en los nuevos Samsung de gama media, muy similares entre sí. El terminal es grande, de 6,4 pulgadas, y la Super AMOLED con resolución FullHD+ amplía la experiencia del usuario, conformando una pantalla de gran calidad, con los colores, brillo, contraste, nitidez y demás ajustes a un nivel de calidad muy alto. Además, el ratio de aprovechamiento supera el 90% con facilidad, para completar el conjunto.

Por si fuera poco, Samsung permite realizar numerosos ajustes a la pantalla para estar lo más cómodos posible (especialmente interesante todo lo que ofrece el modo Always On Display), incluido el modo de filtro de luz azul, y asociar a determinados gestos algunas funciones del teléfono.

Su rendimiento es todo lo que podemos exigirle a la gama media, aunque con algún pero

Vayamos a lo importante, cómo funciona en su día a día. Y el Galaxy A50 también aprueba sobradamente en este sentido. No hay cortes, no hay lags, no hay cierres repentinos, incluso jugando a juegos que requieran mucha potencia. El procesador Exynos 9610 maneja bien todo tipo de situaciones y logra que no nos sintamos incómodos en ningún momento.

Pasando a la memoria, la RAM es de 4GB, que no es una mala cifra, pero quizás algo insuficiente para los más exigentes. Lo compensa con los 128GB de almacenamiento, ampliables a 512GB con microSD. El sistema operativo es Android 9 Pie, con interfaz OneUI y el toque personal de Bixby, cada vez más presente en los móviles Samsung, aunque en este A50 todavía sin botón particular para el asistente.

En cuanto a la batería, los 4.000 mAh nos permiten pasar el día sin cargar el móvil... y poco más. Cumple, pero la sensación es que se podría haber optimizado todavía más para ofrecer una mayor autonomía, dado que el resto de especificaciones del terminar tampoco son excesivamente altas. La carga rápida no es tan veloz como otras, y habrá que esperar dos horas para tenerlo listo al 100%.

El sonido tampoco figura entre los aspectos más destacados del A50. Al igual que la batería, cumple su objetivo, pero si lo sometemos a su máximo volumen la calidad baja considerablemente. No es el peor sonido de la gama media, ni mucho menos, pero tampoco el mejor. Es destacable, eso sí, el menú de sonido en los ajustes, que permitirá personalizar el sonido en función de nuestra edad y nuestra capacidad auditiva. En ese sentido, chapeau por Samsung.

Para desbloquear, mejor el reconocimiento facial que el lector de huellas

Sadfishing: la moda de contar los problemas en redes sociales
El 'sadfishing' consiste en contar tus problemas en las redes sociales, y es la nueva moda que arrasa entre los más jóvenes. Pero, ¿qué peligros tiene?
Son múltiples las opciones que el A50 permite a la hora de desbloquear el dispositivo. La más común, el PIN o el patrón, funciona a la perfección. Entre el reconocimiento facial y el lector de huellas, te recomendamos que escojas la primera alternativa.

Comparado con otras experiencias de la gama media-baja de Samsung como el M20, el A50 no tarda apenas en reconocer tu rostro y permitirte acceder al móvil. Da igual que tengas gafas, si hay luz será muy eficaz. Sin ella, pierde velocidad de acción, como es lógico, aunque tampoco ha sido demasiado dramático, ni mucho menos. El lector de huellas integrado en la pantalla, por su parte, tiene margen de mejora. No porque tarde demasiado en identificar la huella, sino por todo el proceso en sí, algo lento y rudimentario. Lo mejor es tener activos ambos, o uno de ellos junto a un PIN, para optimizar el desbloqueo.

Una cámara más que decente... para sacar a plena luz del día

De nuevo volvemos aquí al problema de siempre. Hay casos distintos, pero en general, un gama media tendrá una cámara acorde a su rendimiento. No podemos exigirle el nivel del Galaxy S10 a este Galaxy A50, que cabe recordar que tiene al Galaxy A70 y al Galaxy A80 por encima en el bloque de la gama media. Sin embargo, es evidente también que hay aspectos en los que se podría mejorar, especialmente cuando no hay la suficiente luz.

Las imágenes pierden entonces calidad, sobre todo al hacer zoom. Un zoom que, por otra parte, tampoco está demasiado trabajado cuando sale el sol. Por lo demás, con la triple cámara trasera de 25MP (f/1.7), 8MP (f/2.2) y 5MP (f/2.2) podremos hacer grandes fotos si nos ponemos a ello. La IA capta muy bien las imágenes, aunque su importancia es menor de la esperada, al igual que ocurre con el HDR. Por su parte, el modo retrato y el gran angular funcionan correctamente, al igual que la cámara delantera de 25MP, así que no habrá problema con los selfies.

Los vídeos no son la faceta más desarrollada del apartado multimedia. Con luz se defienden, pero cuando se pone el sol es otra cosa. Los modos de cámara lenta y cámara rápida, muy utilizados por los usuarios, funcionan sin problemas.

8
El diseño, y sobre todo la calidad de su pantalla nos encandilaron. Su rendimiento también, aunque profundizando nos dimos cuenta de algunas deficiencias propias de un puro gama media, como en la cámara o el sistema de huellas. La batería cumple, pero se podría haber perfeccionado más. Sin embargo, en general este A50 es un gran avance con respecto a lo que venía siendo la gama media de Samsung, y su gran relación calidad-precio nos obliga a elevarle la nota. Puedes comprarlo en Amazon por menos de 280 euros.

Artículos recomendados