¿Será el Snapdragon 8 Gen 1 el procesador que necesitábamos? ¿Será el Snapdragon 8 Gen 1 el procesador que necesitábamos?

Qualcomm

¿Qué tiene de especial el Snapdragon 8 Gen 1?

El nuevo procesador de Qualcomm parece tener varias características que marcarán una época, y varias empresas electrónicas ya pugnan por ser las primeras en ofrecerlo.

Por Jon Irisarri  |  03 Diciembre 2021

La carrera constante por alcanzar el smartphone perfecto continúa. La evolución tecnológica no cesa y cada año tenemos multitud de nuevos avances que hacen de nuestro smartphone una herramienta cada vez más eficaz. Se trata de un mercado feroz donde cada empresa lucha por ofrecer lo mejor al consumidor, quien tiene la posibilidad de elegir entre infinitas posibilidades. En una pugna donde nadie descansa, cada innovación es fundamental para que las empresas ofrezcan el mejor producto posible.

Por otra parte, nos acercamos a una situación donde las calidad fotográfica, la batería o el diseño de los móviles son cada día más difíciles de mejorar. Esa casi perfección permite que los objetivos del futuro pasen por ofrecer ventajas revolucionarias que marquen un antes y un después. Pero claro, esto cada vez es más difícil. ¿Si en su día la pantalla táctil fue un boom espectacular, cuál podría ser el próximo cambio que haga explotar el mercado de smartphones?

La respuesta no la tiene nadie, pero parece que Qualcomm quiere acercarse a ella con su nuevo procesador Snapdragon 8 Gen 1, con el que asegura que experimentaremos uno de los mayores saltos cualitativos en los últimos años. Con todas las ventajas que parece que ofrece, veremos si es un pasito más hacia el futuro o si verdaderamente consigue marcar un punto de inflexión y ser el procesador de moda en 2022. ¿Qué tiene, pues, el procesador Snapdragon 8 Gen 1, para que se hable tanto de él?

El primer cambio, como es lógico, es en el nombre. Lo que antes era el Snapdragon 888+ ahora pasa a llamarse Snapdragon 8 Gen 1. Una manera de demostrar que este chip no es una simple actualización, sino que va más allá.

Pues bien, una de las claves del nuevo procesador de Qualcomm es la nueva arquitectura que trae. En primer lugar, el tamaño del procesador pasa de los 5 nanómetros que tenía el modelo anterior a 4 nanómetros. Además, el núcleo del procesador Snapdragon 8 Gen 1 viene con una nueva arquitectura, la ARMv9.

Qualcomm no se queda ahí, y nos trae los núcleos Cortex X2, con los que se consigue llegar a los nuevos chips Kyro. ¿Qué significa todo esto? Pues que se podrá llegar a la velocidad de 3 GHz, hasta ahora conocida, pero con un 20% más de potencia y un ahorro energético considerable. Una subida considerable en la potencia y en la velocidad del procesador móvil, y es que prácticamente llevamos un ordenador en el bolsillo.

Hasta ahora los avances parecen ser los lógicos dentro de una evolución ascendente. Nada que sorprenda en exceso, y es que cada año tenemos mejoras como esta. Sin embargo, el nuevo Snapdragon 8 Gen 1 apuesta claramente por la fotografía y la inteligencia artificial. Estas son los dos puntos fuertes de lo nuevo de Qualcomm, y uno de los motivos por los que varias empresas luchan por presentar su producto cuanto antes.

En cuanto a la fotografía, el nuevo ISP Spectra tripe puede llegar a ofrecer 3,2 gigapíxeles por segundo. Eso se traduce en las siguientes mejoras:

  • Poder sacar hasta 240 fotos de 12 megapíxeles en un segundo.
  • Un modo nocturno mucho más preciso, donde se multiplican por 5 las imágenes recogidas por la cámara.
  • Grabar vídeos 8K HDR y soportar un vídeo 8k a 30 fotogramas por segundo.
  • La posibilidad de realizar fotos panorámicas de 140º sin moverse.
  • Motor ultra gran angular que ayuda a ofrecer una mejor calidad en los extremos.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el del avance en la inteligencia artificial, uno de los horizontes en los que fijarse de cara a cambiar por completo el panorama tecnológico, y uno de los principales intereses de Qualcomm, añadiendo en el Snapdragon 8 Gen 1 el chip Hexagon. Por ahora, la apuesta en la inteligencia artificial se podrá comprobar en el soporte de la tecnología de 'AI Video Bokeh'. Gracias a esta mejora, se podrá hacer uso del modo cine que se ha popularizado en los iPhone 13. Además, otro avance es el del soporte 'fitness mental'. Gracias a ello, los móviles que lleven este nuevo procesador tendrán la posibilidad de ayudar en mejorar la salud mental del usuario. ¿Un móvil que pueda hacer de psicólogo? Por ahora suena raro, pero ya se verá cómo funciona.

A todo lo mencionado, se le añade que en conectividad, resolución gráfica y el apartado videojuegos, ofrece grandes resultados. La conectividad 5G, el sistema FastConnect™ 6900 con el que lograr conectarse a Wi-Fi 6 o 6E y el Snapdragon Elite Gaming son buena prueba de ello.

Todos quieren el nuevo procesador Snapdragon 8 Gen 1

En la carrera de las empresas tecnológicas, hacerse con el Snapdragon 8 Gen 1 es tener a la gallina de los huevos de oro. Obtener el producto estrella de los próximos meses permitirá que quien lo tenga gane en ventas, pero sobre todo, en prestigio. No es casualidad que muchas empresas se estén peleando por ser las primeras en ofrecer el procesador de Qualcomm al gran público, como Xiaomi o Motorola.

Snapdragon 8 Gen 1 llega en un momento clave para los creadores de procesadores

Qualcomm está ante uno de los episodios más importantes de su historia. Su nueva creación debe cumplir con las expectativas generadas. En estos momentos, un error o una desilusión del cliente, y por tanto, de la empresa, sería catastrófica. El mercado tecnológico no perdona, y ofrecer el máximo es siempre una obligación, más ahora cuando la tendencia avanza cada vez más hacia que las marcas construyan sus propios procesadores, siguiendo así a Apple, Samsung o Huawei. En un campo de batalla tan amplio y con una comunidad tan exigente, dar con la clave es la mayor de las victorias para ralentizar lo máximo posible esta tendencia. Veremos si Qualcomm con su Snapdragon 8 Gen 1 lo consigue.

Artículos recomendados