Xiaomi cumple un año en Bolsa... de manera preocupante

Shutterstock

El primer año de Xiaomi en Bolsa ha sido realmente malo: ¿ha llegado el fin de los móviles baratos?

Xiaomi cumple un año en Bolsa con sus acciones cayendo en picado y una tendencia más que preocupante. Si todo sigue igual en los próximos meses, ¿qué sucederá con la empresa china y su modelo de negocio?

Por Guillermo Galindo  |  11 Julio 2019

Todos hemos oído hablar de Xiaomi y de su modelo de negocio, que ya analizamos en MENzig Tech hace meses. En España, la compañía china ha caído con buen pie desde el primer momento, consolidándose como una de las marcas más vendidas en la actualidad. Por eso, cuando Xiaomi salió a Bolsa hace apenas un año, el 9 de julio de 2018, muchos españoles se apresuraron a comprar acciones de la marca. Pero el resultado no está siendo el esperado...

A Xiaomi no le está yendo nada bien en los mercados. Comenzó su aventura a 17 dólares de Hong Kong la acción (donde un dolar equivale a 11 céntimos de euro) y, un año después, se encuentra en 9,50 dólares de Hong Kong la acción. Y, como vemos en el gráfico de Investing.com, la tendencia es claramente a la baja.

Así ha sido la trayectoria de Xiaomi en Bolsa.
Así ha sido la trayectoria de Xiaomi en Bolsa. Investing.com

Cabe recordar que, los primeros meses, a pesar de sufrir altibajos, las acciones llegaron a superar los 21 dólares de Hong Kong. Cuando se pensaba que la subida sería ya imparable, sucedió todo lo contrario, y lo que ha terminado por ser imparable ha sido su caída. ¿A qué se debe este hundimiento tan drástico?

Las complicadas relaciones entre China y Estados Unidos han sido fundamentales. La guerra comercial iniciada por Donald Trump ha dinamitado la estabilidad del mercado tecnológico chino. Solo hay que darse un paseo por el resto de compañías chinas en Bolsa para darse cuenta de que no han sido unos meses fáciles para ninguna de las grandes marcas.

Sin embargo, sorprende que Xiaomi, que lo ha revolucionado todo con su política de precios, y que pretendía arrasar en Bolsa con su llegada, haya sufrido este varapalo. Quizás el problema sea precisamente ese, su política actual. Ofrecer la máxima calidad posible al mínimo precio le ha hecho ganarse un hueco en el panorama tecnológico, pero eso mismo provoca que los beneficios generados no sean los más amplios. Y sin beneficios interesantes, los nuevos inversores no muestran interés, y los que hay o venden o bien se impacientan ante la situación.

Huawei Watch GT 2, Freebuds 3 y Huawei Vision: características y precios
Repasa las características del Watch GT 2, de Huawei Vision y de los Freebuds 3, los nuevos dispositivos de Huawei.
Xiaomi se encuentra, pues, tras una encrucijada. Al llevar la compañía a Bolsa, se expone a que todo el mundo conozca sus resultados. Y si, como es el caso, estos son malos, sus rivales podrán jugar con ello, lo que no les beneficia en absoluto. Pero por otra parte, si se plantean dar un giro de negocio, el riesgo es más que evidente.

¿Qué futuro le espera a Xiaomi?
¿Qué futuro le espera a Xiaomi? Xiaomi

A HTC le ha venido bien olvidarse de la gama premium, su señal en los últimos años, y centrarse en una gama media mucho más accesible. Pero Xiaomi tendría que hacer justo lo contrario, dejar de lado los precios tan bajos y competir en igualdad de condiciones con el resto para así obtener más ingresos. Si finalmente deciden tomar esa iniciativa y mantener a los inversores contentos, los perjudicados serán los clientes... y quién sabe si la propia empresa a largo plazo.

Porque, seamos sinceros. A todo el mundo le gusta Xiaomi por su relación calidad-precio, por ofrecer lo que ofrece a ese coste. Si esa imagen de marca desaparece, ¿en qué se diferenciará de las decenas de empresas similares que hay? ¿cómo podrá mantener al público?

Ya sea por una cosa u otra, la salida en Bolsa de Xiaomi le está trayendo más quebraderos de cabeza que beneficios reales a la marca china. Si les sirve de consuelo, Facebook y Twitter también tuvieron un comienzo difícil en los mercados financieros hasta que alcanzaron las cifras deseadas. Veremos si con Xiaomi ocurre lo mismo o si el descalabro prolongado obliga a despedirnos de la multinacional tal y como la conocemos actualmente.

Artículos recomendados